Las autoridades desplegaron un operativo de seguridad para que todos los que se acerquen no corran ningún riesgo.

 

Desde la Hidroeléctrica El Cadillal en Tucumán decidieron este martes abrir las compuertas del dique Celestino Gelsi debido a las incesantes lluvias que se registraron en el norte del país, especialmente en Salta, con el objetivo de descomprimir la presión del embalse. Las autoridades locales desplegaron un operativo de seguridad para que todos aquellos que se acerquen a ver el “espectáculo” que se da por la importante cantidad de agua que cae, no corran ningún riesgo.

“Se están tomando las medidas de precaución, y alertando al Comité de Emergencia Municipal para que colabore y ofrezca asistencia a partir de la creciente que trae el Río Salí, posterior a las intensas lluvias en la provincia”, señalaron mediante un comunicado publicado en la página web de la Municipalidad de La Banda del Río Salí.

En ese sentido alertaron: “Ante esta situación, además se ruega a los vecinos de la zona de la costanera, especialmente a los pescadores y transeúntes que circulan por la orilla del río tomar los recaudos necesarios y alejarse de la zona de peligro”.

En redes sociales muchos usuarios se hicieron eco de la noticia del dique y compartieron videos e imágenes de la impresionante cantidad de agua que cae, similar a una catarata. Por este motivo un grupo numeroso de personas se acercó al lugar para ver en directo el “espectáculo”.

“Esto es increíble, nunca vimos una cosa así. Vinimos desde Rosario de vacaciones acá. Otros años habíamos venido pero vimos solo un hilo de agua. Nos dijeron que tuviéramos precaución y que no nos acerquemos a los bordes”, aseguró uno de los presentes en diálogo con el programa Está Pasando, de Todo Noticias.

Defensa Civil y las Regionales de Policía realizaron desde primera hora del día un control permanente de las zonas que podrían verse afectadas por la apertura de las válvulas en el dique el Cadillal, el cual tiene 11 kilómetros de extensión y 65 metros de profundidad.