Una decena de ellos podrían tratarse de casos autóctonos. Si bien es apresurado afirmarlo, se está a la espera de los resultados de laboratorio.

Febrero y marzo son, según los profesionales de la salud, los meses picos donde se registran mayores números de casos de dengue. Durante el mes de enero, en nuestra ciudad se confirmaron dos casos importados, uno oriundo de Bolivia y otro de Paraguay, activando todos los protocolos de bloqueos necesarios ante este diagnóstico.

Cabe recordar que tanto Paraguay, Bolivia, Misiones y algunos sectores de Brasil, registraron en el último tiempo un número importante de casos, que encendió los alertas.

Se pudo conocer que se están estudiando al menos quince casos, en el norte de nuestra ciudad. Dos de ellos, se presentaron con un cuadro febril, dolor detrás de los ojos, y toda la sintomatología de dengue, posterior a haber viajado a Bolivia. El resto de los casos podrían haber sido contagiados en la ciudad, ya que los pacientes no salieron de la ciudad, es decir, estaríamos hablando de casos autóctonos. Los mismos esperan ser confirmados entre esta semana y la próxima. En tanto ya se prevén activar los protocolos de bloqueo, al menos la fumigación en los sectores afectados.

Las altas temperaturas y luego las lluvias, generan el ambiente ideal para la producción del mosquito. Por ello es importante descacharrizar los patios, deshacerse de todos los recipientes donde pueda acumularse agua, los mosquitos solo necesitan un poco de agua para incubar sus huevos.

Cabe recordar que el dengue es una enfermedad transmitida por mosquitos que ocurre en zonas tropicales y subtropicales del mundo. El dengue leve ocasiona fiebre alta, erupción cutánea, y dolor muscular y articular. Una forma grave del dengue, también llamada «fiebre hemorrágica del dengue», puede ocasionar sangrado intenso, descenso repentino de la presión arterial (choque) y la muerte.

Millones de casos de infección por dengue ocurren anualmente en todo el mundo. El dengue es más frecuente en el sudeste asiático y las islas del Pacífico occidental, pero la enfermedad ha aumentado rápidamente en América Latina y el Caribe.

Los investigadores están trabajando en vacunas contra el dengue. Por el momento, la mejor prevención es reducir el hábitat del mosquito en zonas donde el dengue es frecuente y utilizar repelente de mosquito para evitar las picaduras.

Síntomas
Cuando los síntomas se presentan, por lo general, comienzan entre cuatro y siete días después de la picadura de un mosquito infectado.

El dengue provoca fiebre alta, de 40 °C, y, por lo menos, dos de los síntomas que se indican a continuación:
-Dolor de cabeza
-Dolor en los músculos, los huesos y las articulaciones
-Náuseas
-Vómitos
-Dolor detrás de los ojos
-Glándulas inflamadas
-Erupción cutánea
La mayoría de las personas se recuperan en aproximadamente una semana.

Factores de riesgo

Los factores que aumentan el riesgo de contraer el dengue o una forma más grave de la enfermedad comprenden:

Vivir o viajar en regiones tropicales. Estar en regiones tropicales y subtropicales aumenta el riesgo de exposición al virus que causa el dengue. Las regiones de alto riesgo son, en particular, el sudeste asiático, las islas del Pacífico occidental, América Latina y el Caribe.
Una infección anterior por un virus del dengue. Una infección anterior por un virus del dengue aumenta el riesgo de padecer síntomas graves si vuelves a infectarte. Derivando en un cuadro de dengue hemorrágico. Los signos y síntomas de la fiebre hemorrágica del dengue o dengue grave, que representa una urgencia que puede poner en riesgo la vida, comprenden:
-Dolor abdominal intenso
-Vómitos constantes
-Sangrado de encías o nariz
-Sangre en la orina, las heces o el vómito
-Sangrado debajo de la piel, que podría tener el aspecto de un moretón
-Dificultad para respirar o respiración rápida
-Piel fría o húmeda (choque)
-Fatiga
-Irritabilidad o desasosiego

Cómo prevenirlo
-Permanece en ambientes con aire acondicionado y bien protegidos con mosquiteros. Los mosquitos que transmiten el virus del dengue están más activos al amanecer y al atardecer, pero también pican durante la noche.
-Usa ropa de protección. Cuando vayas a zonas infectadas de mosquitos, usa una camisa de mangas largas, pantalones largos, calcetines y zapatos.
-Usa repelente de mosquitos.
-Reduce el hábitat de los mosquitos. Los mosquitos que transmiten el virus del dengue normalmente viven dentro de los hogares y alrededor de estos, y se reproducen en aguas estancadas que se pueden acumular en objetos como neumáticos de automóviles. Puedes ayudar a reducir las poblaciones de mosquitos eliminando los hábitats donde ponen los huevos. Por lo menos una vez por semana, vacía y limpia los recipientes que contienen agua estancada, como las macetas, los platos de animales y los floreros. Mantén los recipientes con agua estancada tapados entre una limpieza y otra.