Los hermanos Cristian y Martín Lanatta fueron condenados por la justicia platense a 13 años de prisión y Víctor Schillaci a 7 por balear a dos policías bonaerenses tras fugar en diciembre de 2015 de la cárcel de la localidad bonaerense de General Alvear, donde cumplían la pena de prisión perpetua por el triple crimen de General Rodríguez.

Martín Lanatta, uno de los condenados hoy a 13 años de prisión por balear a dos policías tras fugarse del penal de General Alvear en 2015, aseguró hoy que no cometió el hecho, aunque aceptó ser responsable en el juicio abreviado realizado en La Plata por “cuestiones técnicas”.

“Nosotros no baleamos a los policías”, aseguró Lanatta a la prensa al concluir el juicio en el Tribunal Oral Criminal 1 de La Plata, tras lo cual agregó que lo aceptó “para ahorrarse tiempo en trámites judiciales”, ya que igual continúa detenido condenado a prisión perpetua por el triple crimen de General Rodríguez.