Santa Fe: el efector de referencia en la ciudad es el Cullen. Allí ya se dispuso una habitación de aislamiento para ser utilizada ante la llegada de personas con antecedente de viaje a zonas de circulación del virus y síntomas compatibles con la enfermedad que prendió las alarmas mundiales.

 

El coronavirus que surgió en China y hoy afecta a más de 30 países, tiene en alerta al mundo. En Argentina hasta el momento no hay casos confirmados, pero sí al menos cinco en estudio por síntomas compatibles con la enfermedad y antecedente de viaje a zonas de circulación del virus. En Santa Fe el Ministerio de Salud dispuso un protocolo de acción y en ese marco los hospitales están preparados para atender un posible caso del nuevo virus.

En la ciudad de Santa Fe se estableció que el hospital de referencia ante un caso sospechoso de coronavirus es el José María Cullen, ubicado en Avenida Gobernador Freyre 2150. Allí se dispuso especialmente un consultorio en la Guardia para aislamiento de pacientes que ingresen con síntomas compatibles con la nueva enfermedad, que presenten un nexo epidemiológico -haber estado en lugar de circulación del virus o mantenido contacto con una persona procedente de esa ciudad-. Su utilización confirmaría la activación del protocolo dispuesto por las autoridades sanitarias.

“Desde el ministerio -de Salud- se articuló para que tengamos un lugar para la recepción inicial de pacientes que podamos tener con coronavirus”, confirmó en diálogo con Aire Digital el subdirector del hospital, el doctor Hernán Malatini.

El lugar se encuentra ubicado en la misma sala de guardia del efector y cuenta con una camilla. Se utilizará para realizar el triaje -protocolo que evalúa las prioridades de atención- en el ingreso de pacientes con síntomas similares al de una gripe para evaluar si se trata de un caso sospechoso de coronavirus.

En esa instancia los profesionales de la salud tomarán las medidas de protección personal indicadas e indagarán sobre un antecedente de viaje a China en los últimos días o zonas de circulación del nuevo virus; como así también el contacto con otros viajeros que hayan presentado un casos sospechoso o confirmado.

Ante un posible caso, Malatini indicó que “si se requiere internación, el paciente pasará a otra parte del hospital que también será aislada”.

No obstante, desde el Ministerio de Salud de la Provincia se instruyó a los efectores del territorio y profesionales para actuar ante casos sospechosos para la detección precoz, diagnóstico, aislamiento y atención de posibles casos de coronavirus. Y según confirmaron, todos los hospitales, más allá de los dispuestos como referencia, tienen áreas de atención aisladas ante una posible activación del protocolo de actuación por coronavirus.

En el caso del hospital Iturraspe, en el norte de la ciudad, las nuevas instalaciones cuentan con un área de aislamiento en la Guardia, como así también de otros cuatro puntos dispuestos en diferentes áreas. Así lo confirmó Adrián Berdini, subdirector del efector ubicado en avenida Blas Parera 8301. “La infraestructura está en condiciones y los profesionales preparados”, agregó.

En tanto, desde la cartera de Salud aseguran que hasta ahora en la provincia no se activó el protocolo ante ningún caso sospechoso de coronavirus.

Personas en observación en el país 

El primer caso de coronavirus en Sudamérica confirmado en Brasil de un hombre que llegó desde Italia prendió las alarmas. Esta semana, desde que se anunció el brote en Europa el Ministerio de Salud de la nación dispuso un protocolo especial en el aeropuerto internacional de Ezeiza (Buenos Aires) a los pasajeros que llegan desde lugares con circulación de Covid-19. Si bien este miércoles las autoridades sanitarias afirmaron que no hay casos en Argentina, son al menos cinco los que en las últimas horas se estudian como sospechosos.

El último caso en estudio se confirmó hoy en Córdoba. Se trata de una mujer de 65 años que había llegado desde Italia el pasado lunes y fue internada con un cuadro sospechoso por presentar síntomas compatibles con la enfermedad que tiene en vilo al mundo.

El miércoles un joven de 18 años y un hombre de 59 que llegaron de viaje desde Europa quedaron en observación en la provincia de Buenos Aires para evaluar si tienen el coronavirus.

También se confirmó que, en Ushuaia, Tierra del Fuego, se presentó otro caso sospechoso de un ciudadano taiwanés que llegó para embarcarse en un crucero presentaba un cuadro febril que activó los protocolos.

Se suma el caso de una turista italiana, de 67 años, que fue internada el martes en aislamiento en el hospital de El Calafate. El primer análisis le dio negativo, pero ahora se esperan los resultados de una segunda muestra enviada al Instituto Malbrán de la ciudad de Buenos Aires.