La liga de ese país suspendió todos los partidos del fin de semana por la amenaza del coronavirus. La prohibición, además, alcanza todos los espectáculos de más de mil personas.

La amenaza del coronavirus complica el fútbol en Europa. A los partidos que se jugarán a puertas cerradas en Italia y la posibilidad de suspender por dos meses la Premier League en Inglaterra, se suma el aplazo de todos los encuentros de la liga de Suiza, tanto de la Primera División como de la Segunda. Es que el gobierno de ese país decidió prohibir todos los eventos donde se puedan reunir más de mil personas hasta el próximo 15 de marzo, como medida preventiva ante la enfermedad que se expande en todo el mundo.

En un comunicado, la organización que se encarga de regular el fútbol en Suiza explicó: “La SFL responde a la orden del Consejo Federal y pospone todos los partidos de la jornada 24 de la Raiffeisen Super League -primera- y de la Brack.ch Challenge League -segunda- desde el próximo fin de semana hasta una fecha indefinida”.

Uno de los equipos más afectados es el Basel, que además del torneo local también tiene que disputar la Europa League. El club del que es hincha Roger Federer jugará como visitante ante Eintracht Frankfurt el 12 de marzo en Alemania, y la vuelta será en Suiza una semana más tarde, pocos días después del final tentativo de la prohibición, que podría extenderse en caso de necesidad.

En el país europeo, donde se encuentra la sede de la FIFA, ya se registraron 15 casos y, por ese motivo, se decidió mantener la prohibición de desfiles, eventos deportivos y recitales, entre otras cosas. Los suizos tomaron una medida distinta de la de los italianos y no jugarán ni siquiera a puertas cerradas.

Otra de las grandes complicaciones que genera la enfermedad es la del calendario: a mitad de año se jugará la Eurocopa y las federaciones temen no poder terminar los torneos locales a tiempo para dar la posibilidad de prepararse correctamente a las selecciones.