Una nueva protesta con enfrentamientos entre manifestantes y carabineros se produjo en Santiago, con el saldo de un menor de 16 años en estado grave por una fractura craneal y un incendio que, otra vez, afecta al Museo Violeta Parra.

 

Las protestas en Chile estallaron en octubre por la cuarta suba del precio del subte en pocos meses, pero escalaron rápidamente hasta denunciar la desigualdad social y exigir un cambio constitucional.

El epicentro de los enfrentamientos volvió a estar en inmediaciones de la Plaza Baquedano, ex Plaza Italia, donde el adolescente fue herido, aparentemente por el impacto de una granada de gas lacrimógeno, según denunció el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), aunque formalmente aún se investigan las causas, informó el portal de Radio Cooperativa.

El herido permaneció internado en la ex Posta Central hasta su traslado a la Clínica Indisa, por decisión de la familia.

La doctora Cristina Rauchfuss, coordinadora de Urgencias de la ex Posta Central, detalló que el menor ingresó “con un compromiso cualitativo de conciencia (…), producto de un golpe en cráneo con un objeto contundente”, y confirmó que “es un cuadro grave”.

“Ingresó al recuperador, se evaluó en forma integral, se realizaron exámenes de imágenes -scanner- y arrojó el diagnóstico de un TEC moderado con fractura de cráneo en región frontal y contusiones hemorrágicas” cerebrales, explicó.

Durante los enfrentamientos volvió a producirse un incendio en el Museo Violeta Parra, ubicado en las inmediaciones de Plaza Italia. Once camiones de Bomberos se desplazaron hasta el lugar para contener la emergencia.

El centro cultural ya fue incendiado el pasado 7 de febrero, si bien las colecciones alojadas en el mismo no sufrieron ningún daño porque estaban resguardadas en un depósito fuera de las instalaciones.

El Museo Violeta Parra ha lamentado mediante su cuenta de Twitter que “otra vez” se incendian sus instalaciones.

“Con pena vemos cómo las llamas arden, mientras Bomberos se esfuerza por controlarlo”, señalaron, al tiempo que han confirmado que “no hay personal del museo en riesgo y la obra de Violeta está a salvo”.

No es la primera vez que un centro cultural se incendia durante las movilizaciones sociales. A finales de diciembre, el Centro Arte Alameda sufrió un incendio en medio de los enfrentamientos registrados entre manifestantes y policías en los alrededores de Plaza Italia. En aquella ocasión, la directora del centro, Roser Fort, apuntó a la posibilidad de que el fuego estuviera causado por una bomba lacrimógena.

Las protestas en Chile estallaron en octubre por la cuarta suba del precio del subte en pocos meses, pero escalaron rápidamente hasta denunciar la desigualdad social y exigir un cambio constitucional.

Decenas de personas han muerto por la represión de las manifestaciones contra el Gobierno, entre ellas cinco de las que el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) ha acusado a las fuerzas de seguridad.

El presidente Sebastián Piñera, que reaccionó inicialmente declarando el estado de emergencia, pidió perdón por no escuchar a los chilenos, anunció una “agenda social” para colmar sus demandas y remodeló el Gobierno para llevarla a cabo.

El Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) de Chile, que ha denunciado torturas y otros abusos contra personas detenidas en el marco de las protestas, ha cifrado en 3.649 el total de las personas heridas en las movilizaciones. Más de 20 personas han muerto por los enfrentamientos entre manifestantes y fuerzas de seguridad y más de mil han sido detenidas.