Siria acusó este martes a Turquía de haber atacado a uno de sus aviones de guerra en la provincia noroccidental de Idlib, el último feudo opositor del país donde Damasco y Ankara se enfrentan por controlar.

 

Siria”Las fuerzas del régimen turco terrorista tuvieron como objetivo uno de nuestros aviones de guerra durante una de nuestras operaciones contra las organizaciones terroristas en la zona de Idleb” informó la agencia SANA a través de un breve posteo en la red social Twitter.

El ataque se produce después de que el Ejército sirio anunció el cierre del espacio aéreo en el noroeste de siria, controlado por Damasco y su aliado Moscú, tras el repunte reciente de tensión con Turquía, que respalda a la oposición y desarrolla desde finales de febrero una ofensiva militar en Idleb.

De acuerdo con el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, una ONG afín a la oposición siria, las fuerzas turcas derribaron el avión de combate sirio con un F16, sin ofrecer más detalles, según informó la agencia de noticias EFE.

El pasado 1 de marzo, el Ministerio de Defensa de Turquía confirmó el derribo de dos aviones de guerra sirios de tipo Su-24, que cayeron en el sur de la provincia en conflicto, aunque los pilotos se pudieron salvar tras proyectarse en paracaídas antes del impacto.

Como respuesta, las fuerzas leales al presidente sirio, Bashar al Assad, derribaron tres drones turcos en la zona, en un contexto de ataques recíprocos que se iniciaron tras la muerte de una treintena de soldados turcos, atribuida por Turquía a las fuerzas gubernamentales y sus aliados.

Desde el mes pasado, Turquía envió más tropas y suministros a las facciones alzadas contra Al Assad y ha apoyado a estos grupos que luchan sobre el terreno en Idlib y áreas del noroeste de Siria.

La ofensiva del Ejército sirio lanzada el pasado abril contra el noroeste de Siria continúa y las unidades leales a Al Asad tienen abiertos dos frentes, uno en la ciudad estratégica de Saraqeb que buscan controlar por segunda vez y otra en el norte de Hama y el sur de Idleb.