A pesar de los trabajos, la ciudad amaneció este martes con visibilidad reducida y un fuerte olor, a raíz de la quema de pastizales que se mantiene desde hace varias semanas en las adyacencias del río Paraná.

Rosario volvió a amanecer este martes con fuerte presencia de humo en distintos puntos de la ciudad, producto de la quema de pastizales que se vienen realizando en la zona de islas del río Paraná.

Desde hace días se realiza un fuerte operativo para combatir el fuego en las islas situadas alrededor de Victoria. Equipos de trabajo de Defensa Civil de Santa Fe y Entre Ríos y el coordinador del Plan Nacional de Manejo del Fuego continúan trabajando en el lugar, donde habría ocho focos ígneos.

Un avión hidrante y un helicóptero sobrevuelan las islas para combatir el fuego. El terreno tiene algunas características especiales por las sequías y se potencia por la humedad.

En varios puntos de la ciudad la visibilidad se encuentra reducida y los rosarinos lo hicieron saber a través de las redes sociales, donde también expresaron sus quejas por el olor que invade a Rosario desde muy temprano.