Todavía le queda algo más de un mes por delante, pero la balanza marca que su regreso al ring es un hecho.

Marcos René Maidana bajó 30 kilos desde que anunció su vuelta al boxeo. El santafesino está dispuesto a escuchar “todas las ofertas que surjan”, aunque apunta alto y sigue con la mira puesta en Manny Pacquiao.

“Nunca estuve parado del todo”, aseguró el excampeón mundial sobre el balance de los seis años que lleva retirado de la actividad profesional. Así como disfrutó de su familia y de la pesca, siguió “haciendo bicicleta y corriendo”. Aunque admitió que debió “hacer un poco más de esfuerzo” para ponerse en línea nuevamente, aclaró: “No se me complicó tanto“.

El deportista que recientemente empezó a trabajar como promotor dijo no estar arrepentido de esas largas vacaciones tras perder con Floyd Mayweather por segunda vez en 2014. “A veces ni sabía qué día era… Estaba tan relajado que por ahí perdía la noción del tiempo”, comentó.

Ya en la recta final de su preparación, Maidana prometió que la exhibición con Jorge “Acero” Cali en Tecnópolis será “una fiesta”. Descartado el Luna Park como primer escenario tentativo, se mostró confiado en convocar a “más de 11 mil personas” y anticipó: “Se van a tener que encimar para estar ahí”.

View this post on Instagram

Mi sparring @pilemaidana

A post shared by Marcos "chino" Maidana (@chinomaidana.1) on