Los trabajadores aseguran que los salarios no están depositados y si a media mañana no hay cambios habrá asambleas para evaluar medidas de protesta en Santa Fe.

 

Desde la UTA (Unión Tranviarios Automotor) aseguraron que los colectivos urbanos de Santa Fe funcionarán con normalidad en el inicio del viernes pero que si a media mañana no hay respuestas acerca de los salarios no depositados, se tomarán medidas de fuerza. De esta manera, de no haber soluciones, los servicios de transporte podrían estar interrumpidos desde mitad de mañana.

El sueldo de los choferes no estaba depositado hasta el jueves a la noche, por lo que los trabajadores de dos empresas, Ersa y Autobuses Santa Fe, decidieron comenzar con su actividad. Durante el transcurso de la mañana definirán los pasos a seguir pero ya advirtieron que si a media mañana no hay cambios realizarán asambleas para evaluar una protesta.

Incertidumbre en el pago de salarios 

Mientras desde la oposición en el Concejo Municipal de Santa Fe se denuncia que en la ciudad circula un 40% menos de colectivos y desde el oficialismo se niega que estos datos sean reales en estos momentos, lo cierto es que el viernes se cumplirá el quinto día hábil del mes y nuevamente se plantea la incertidumbre sobre si será posible que las empresas abonen en tiempo y forma los salarios a los choferes. En caso de que esto no suceda, otra vez se abriría la posibilidad de paro.

El concejal Carlos Pereira (UCR-Juntos por el Cambio) dijo en el programa Creo, que conduce José Curiotto por Aire de Santa Fe, que durante febrero circularon en la ciudad 125 colectivos, mientras que el número ideal de unidades asciende a 210. Por ese motivo, criticó el nuevo esquema de subsidios nacionales y habló de “falta de liderazgo” de Emilio Jatón.

Ante esta situación, Pereira y la concejala Inés Larriera presentaron un proyecto al Concejo Municipal para que se reincorporen los coches necesarios para normalizar las frecuencias de todas las líneas y se insista con las gestiones ante el Gobierno Nacional para obtener los subsidios suficientes para que el sistema funcione con normalidad.

Sin embargo, desde la Municipalidad aseguran que los datos que arroja Pereira sobre la situación de febrero ya se revirtieron y que se trató del esquema de servicio que las empresas ponen en marcha cada verano por la baja en el número de pasajeros. En este sentido, se informó que en la mañana de este martes 3 de marzo circulaban 198 unidades en la ciudad.