Apenas terminado el acuerdo con el gobierno, las listas mostraron aumentos de 1,9 a 10%. En un panel de 161 variedades, la consultora Elypsis encontró aumentos en el 52 % de los casos. Los genéricos subieron 2% y los de marca 2,3%. Diferencias por tipo de tratamiento.

Los remedios aumentaron en promedio 2,1% entre el 2 y el 6 de marzo, la primera semana posterior al congelamiento de precios que el gobierno había acordado con los laboratorios, precisa un informe de la consultora Elypsis, fundada por el economista Eduardo Levy Yeyati.

Los aumentos oscilan en un rango de 1,9 a 10% y los aumentos se verifican en el 52 % de los casos de un panel de 161 variedades cuya evolución sigue la consultora, que realiza un “relevamiento de alta frecuencia”.

Ese relevamiento arroja el señalado promedio de aumento de 2,1% en apenas una semana, con los medicamentos genéricos subiendo en promedio 2% y los medicamentos de marca 2,3%.

En cuanto a tipos de tratamiento, los remedios para tratamientos cortos aumentaron 1,8 % en promedio, pero con importantes diferencias. Entre los que más aumentaron están antibióticos, con 1,5%, los corticoides 2%, los medicamentos contra alergias 2,8% y los analgésicos 3,2% y los que menos los gástricos y respiratorios.

En el caso de los tratamientos permanentes, los aumentos promediaron el 2,2%. La suba más empinada fue la de los remedios para tratamiento del Alzheimer, nada menos que 4% en una semana, en tanto aquellos para el tratamiento del asma aumentaron el 2,5%, para el colesterol 2,4 y para la diabetes 2,3%, pero no hubo variaciones en los remedios para tratar casos de anemia.

Las subas fueron más pronunciadas en el caso de los coadyuvantes, que el informe define como “remedios prescindibles”, destinados a dolencias o afecciones como la artrosis (3,2% de aumento) o la disfunción eréctil (2,3%).

Por último, Elypsis puso la lupa sobre los doce productos que registraron mayores aumentos y precisa que la mitad de ellos corresponden a remedios vinculados a tratamientos permanentes, como el caso del Clopidogrel, un remedio para el corazón, del laboratorio Richet, cuya caja de 30 comprimidos aumentó 5,5 %.

En un análisis más general, el informe resalta que el de los medicamentos es un sector de “alta sensibilidad” y que en 2019 los precios del sector subieron claramente más que la inflación promedio: 85% contra 52,9 % del nivel general en el Gran Buenos Aires o 90,9% versus 54,1% del nivel general en la región Pampeana. Las subas más importantes fueron las de los remedios importados, que dan cuenta del 29% de las ventas de las farmacias.

Ampliando un poco el período de análisis, la consultora recuerda que desde diciembre los precios medicinales se habían mantenido estables y tuvieron una rebaja del 8% en función del acuerdo negociado por el gobierno con los laboratorios. Ese acuerdo venció en febrero. Los aumentos comenzaron a verificarse el lunes 2, al día siguiente del discurso del presidente Alberto Fernández ante la Asamblea Legislativa, en el que cargó las tintas contra los aumentos de los alimentos. Luego, en un encuentro con empresario en el Hotel Alvear, el presidente volvió a plantear su disgusto. ““El sector alimenticio tiene que hacer una revisión de lo que está pasando. Nosotros hemos ayudado a toda la producción frenando las tarifas y el combustible, y abriendo el crédito. No es posible que con todo eso los precios sigan subiendo”, se quejó.

En cuanto al precio de los medicamentos, a fines de diciembre, el presidente y el ministro de Salud, Ginés González García, habían recibido en la Casa Rosada a empresarios farmaceúticos con los que acordaron una rebaja del 89% en los precios. Se calcula que el sector factura unos 400 millones de dólares mensuales.

El entendimiento oficial es que los precios de los medicamentos deben subir por debajo del promedio de inflación minorista (Indice de Precios al Consumidor) durante 2020. Resta por ver si el aumento que tuvieron en la primera semana de marzo fue simplemente un reacomodamiento al cabo del congelamiento o una dinámica propia, que pondría en entredicho las ideas oficiales.