La ministra Adriana Cantero recibió, junto a miembros de su equipo, a un grupo de padres que se concentraron este martes frente al Centro Cívico. “Como papás nos quedamos más tranquilos porque el ministerio está actuando”, dijo la abogada Carolina Walker, que es querellante en la causa penal y a su vez es madre de una alumna.

Al menos cuatro definiciones arrojó la reunión que mantuvieron este martes por la mañana, un grupo de padres que llevan a sus hijos al Jardín de Infantes San Roque y las autoridades del Ministerio de Educación provincial, a raíz de un presunto caso de abuso sexual por parte de un profesor de música el cual se encuentra detenido. Si bien reconocieron que “se enteraron por los medios”, a partir de entonces se iniciaron los sumarios administrativos correspondientes y desplazaron al personal que pudo estar involucrado. Asimismo, anunciaron la creación de un “gabinete” extra escolar con carácter “permanente” para el acompañamiento de alumnos, docentes y padres. También ofrecieron una lista de instituciones con vacantes para quienes quieran optar por otras escuelas.

Un grupo de padres “autoconvocados” se concentraron a partir de las 9.30 de la mañana en las escalinatas del Centro Cívico, en avenida Presidente Illia 1101, con la promesa de que iban a ser atendidos por funcionarios de la cartera de Educación, puntualmente los esperaba el director provincial de Educación Privada, el contador Rodolfo Fabucci y el equipo de Jurídica del ministerio. Sin embargo, la gravedad del tema, así como la preocupación creada en rededor por parte de la comunidad educativa, hizo que encabezara el encuentro la propia ministra Adriana Cantero, quien escuchó el reclamo y ofreció explicaciones en el quinto piso del edificio por más de una hora y media.

“Más tranquilos”

Tras el encuentro, la abogada Carolina Walker Torres, que además de ser mamá de una alumna del establecimiento es querellante en la causa que se sigue contra el docente de música Darío Céspedes, hizo un resumen ante los medios presentes, a los que expresó que “como papás nos quedamos más tranquilos en el sentido que el ministerio está actuando”.

“Nos acaba de confirmar la ministra que se enteraron de todo esto por los medios, es decir que todos los protocolos que la escuela dice haber seguido no se encontraban en el ministerio y se enteraron a partir de la detención del docente”, ocurrida el viernes 28 de febrero último en el marco de una denuncia penal iniciada en julio de 2019 por los padres de un alumno del establecimiento.

Concretamente se tomaron dos acciones, por un lado “iniciaron los sumarios, tanto al docente detenido, como a los directivos y supervisores que estaban en ese momento trabajando. Esos sumarios ya están iniciados, y nos explicaron que en función del principio precautorio, lo primero que se hace es desplazar a las personas investigadas”, señaló la Dra. Walker. La profesional aclaró a su vez que “no se trata de una sanción” sino de una medida “preventiva” hasta tanto se despejen responsabilidades.

Pero “lo que más tranquilos nos deja es que firmaron una resolución conformando un gabinete que va a intervenir en la escuela, que va a estar en forma permanente, y que va a hacer un acompañamiento tanto de las autoridades como de todos los padres y niños en particular”, detalló. Sobre el punto, consultada por su se trataba de una “intervención”, la querellante aclaró que “nos dijeron que no es una intervención sino más bien una acompañamiento y una garantía para los papás, para que estamos tan intranquilos con esta situación”.

Además, informaron que en el transcurso del día se iban a reunir con las autoridades de la escuela San Roque para plantear esta determinación que ha tomado el ministerio. Sobre el inicio de dicha actividad, si bien no hubo precisiones, “nos dijeron que nos iban a informar cuando van a empezar a trabajar”.

Nuevas denuncias

Por otra parte, y como alternativa para aquellos que a pesar de todo decidan sacar a sus hijos del colegio, desde Educación se comprometieron en acercar “un listado de escuelas donde haya vacantes para que todo aquel papá que quiera cambiar a sus hijos porque no se queda tranquilo pueda hacerlo sin mayores complicaciones porque ya se inició el ciclo lectivo”.

A propósito de la causa judicial, por la cual se encuentra detenido Darío Céspedes -el docente de música de 38 años- y dos directoras, la representante de la víctima señaló que por el momento “es un caso” el que fue formalmente atribuido, al primero como autor de delitos contra la integridad sexual de un alumno y a las dos restantes por el presunto encubrimiento agravado de dicho accionar. “El primer hecho es de noviembre de 2018 y es el principal que desencadena todo esto”, resaltó, aunque agregó que “a partir del sábado hay 9 casos más de niños que fueron presuntamente abusados por el profesor. Algunos de una gravedad similar” al que ya fue debidamente judicializado.