La joven había denunciado en infinidad de ocasiones a su ex pareja, quien está preso por el crimen como principal sospechoso.


La joven Fátima Acevedo, cuyo cuerpo fue encontrado el domingo último en un pozo de 18 metros de profundidad, fue estrangulada en forma manual una semana antes, cuando desapareció tras irse de un centro para víctimas de violencia de género situado en la ciudad de Paraná en el que estaba alojado.

Así lo indicó la autopsia realizado en el cuerpo de la chica de 25 años, cuyos resultados preliminares fueron difundidos este martes.

Según indica un comunicado de la justicia enterrriana difundido por el sitio El Once, “como diagnóstico presuntivo de muerte, teniendo en cuenta la macroscopía, se desprende que fue una asfixia mecánica por estrangulación a mano y sofocación”.

En tanto, en las últimas horas se conoció un audio que le envió la víctima a una amiga y podría complicar la situación de su ex pareja, Jorge Martínez, el hombre de 35 años que es el único detenido por el caso.

“Estoy podrida de denunciarlo y que la policía no haga nada”, se quejó la joven que después fue encontrada asesinada, en la grabación difundida por el canal C5N.