Un hombre de 43 años fue detenido por no respetar el aislamiento de 14 días impuesto por las autoridades de control en el legítimo ejercicio de sus funciones y que tienen por objeto evitar propagación de epidemias, tras regresar de un viaje a los Estados Unidos y visitar a un familiar internado en el Policlínico Pami II.

Un hombre de 43 años fue detenido por no respetar el aislamiento de 14 días impuesto por las autoridades de control en el legítimo ejercicio de sus funciones y que tienen por objeto evitar propagación de epidemias, tras regresar de un viaje a los Estados Unidos y visitar a un familiar internado en el Policlínico Pami II.

El hombre quedó detenido en un domicilio de Granadero Baigorria, por considerar los especialistas que es el lugar más seguro para evitar la propagación del coronavirus, pese a que el mismo se encontraba asintomático.

Se dio aviso a la Unidad de Flagrancia de la Fiscalía, a cargo de Ramiro González Raggio. La denuncia fue radicada por el director del Policlínico Pami II, Juan Herrmann, en el Centro Territorial de Denuncia.

El abogado patrocinante del directivo del efector de Olivé al 1100 manifestó que un hombre identificado como E. A., de 43 años, que había regresado de los Estados Unidos el 12 de marzo, se presentó en el policlínico para visitar a un familiar internado.

El detenido fue hallado en una vivienda de Los Naranjos al 2800 de Granadero Baigorria y fue imputado por el delito calificado como “violación de medidas adoptadas por autoridad para impedir la propagación de una epidemia y desobediencia a un funcionario público en ejercicio legítimo de sus funciones”.