Pese a que la pandemia de coronavirus sigue golpeando fuerte en todo el mundo, Japón reafirmó este martes la idea de no posponer el desarrollo de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, que deben comenzar el próximo 24 de julio, según lo confirmó el primer ministro nipón Shinzo Abe.

 

En una conferencia de prensa celebrada en la capital japonesa, Abe reafirmó el objetivo de que el evento se lleve a cabo en las fechas programadas, independientemente de la pandemia que ha estado llegando a la mayoría de los países y, en consecuencia, compromete el cronograma de las competiciones clasificatorias.

Abe señaló que el gobierno descarta que los Juegos se hagan sin público. El Primer Ministro subrayó que obtuvo de los otros líderes del llamado G7 (compuesto por Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia y el Reino Unido, además de Japón) el apoyo para que los Juegos Olímpicos se celebren “de una manera completa”.

“Estamos haciendo todo lo posible para prepararnos para los Juegos y queremos apuntar a un evento completo como prueba de que la humanidad puede vencer al coronavirus” enfatizó Abe, según consignó Globo Esporte.

Una encuesta publicada hoy por un periódico japonés señala que el 63 por ciento de los japoneses creen que los Juegos Olímpicos deberían posponerse y 23 por ciento declaró que la competencia debería llevarse a cabo según lo planeado, con un 14 que no tuvo

En otra publicación similar, Kyodo News, se declaró que el 70% del público no cree que Tokio pueda organizar los Juegos sin ningún cambio.