La imagen de una larga fila de autos esperando para ingresar a Monte Hermoso generó una enorme indignación que llegó incluso al presidente Alberto Fernández. Ocurrió en tiempos en los que el Gobierno instó a los ciudadanos a no salir de sus casas para frenar la propagación del coronavirus.

A partir de eso, los partidos de La Costa, Pinamar y General Pueyrredon, donde se encuentra Mar del Plata, que también comenzaron a recibir inesperados turistas, tomaron fuertes medidas para evitar la llegada de más de ellos.

“En Pinamar tomamos la decisión de prohibir toda actividad vinculada a los servicios turísticos y gastronómicos, desde alojamientos hasta entretenimiento. No queremos que vengan, hay una situación internacional y hay que respetar los protocolos de aislamiento y la cuarentena”, tuiteó Martín Yeza, intendente de Pinamar.

Las últimas noticias sobre el virus que afecta a la Argentina y al mundo.
Para cumplirlo, el jefe municipal anunció que dividirá las funciones del estado en dos: “salud y fiscalización”. Y anunció que convocará a los trabajadores municipales para asegurar el cumplimiento de esas dos áreas.

En Pinamar tomamos la decisión de prohibir toda actividad vinculada a los servicios turísticos y gastronómicos, desde alojamientos hasta entretenimiento. No queremos que vengan, hay una situación internacional y hay que respetar los protocolos de aislamiento y la cuarentena.

Además, informó de la ampliación del sistema “Ojos en alerta”, que estará pendiente, junto a la policía de la provincia de Buenos Aires, de los que violen la cuarentena.

“En paralelo vamos a tener controles de ingreso al partido de Pinamar y se van a sumar controles de tránsito a lo largo y ancho de las distintas localidades. Pedimos y recomendamos reducir la circulación al mínimo posible”, agregó.

Pinamar, polo turístico para el verano en Buenos Aires, tiene 45.000 habitantes y capacidad para 330.000, pero esta vez no quiere visitantes. “Afecta nuestra economía pero en situaciones como esta las prioridades son claras: la salud de la población está por encima de la renta particular. Es un esfuerzo que requiere de todos”, finalizó Yeza.

Por su parte, el partido de La Costa tomó una medida similar, según lo anunció Cristian Cardozo, su intendente.

“En La Costa, al igual que en otros centros turísticos, hemos tomado la decisión de cerrar los parques temáticos, bingos, casinos, cines, teatros, salas de videojuegos y entretenimientos. Restaurantes, bares y hoteles deberán bajar su ocupación al 50%”, tuiteó Cardozo.

En La Costa y en Argentina no estamos de vacaciones. Al igual que el gobierno nacional y provincial, recomendamos que en lo posible te quedes en tu casa. Esta etapa de prevención nos necesita unidos y con responsabilidad.

Y agregó: “Suspendimos todo tipo de actividades culturales, sociales y reuniones masivas. Realizaremos rigurosos controles. Junto a muchas inmobiliarias, también hemos decidido suspender los alquileres para este fin de semana”.

A su vez, el responsable del municipio les pidió a los vecinos “llevar adelante las medidas de prevención” y exigió “solidaridad, determinación y máxima responsabilidad social e individual”.

“En La Costa no estamos de vacaciones”, finalizó.

Por último, Guillermo Montenegro, intendente del partido de General Pueyrredón, pidió, a través de las redes sociales, que la gente no viaje a Mar del Plata en los próximos días. “Se van a encontrar con una ciudad que no podrán disfrutar, en la que no se puede circular, en la que hay restricciones. No vengan a Mar del Plata”, le indicó a los turistas.

Les pido a los turistas que no vengan. Queremos reducir al máximo la circulación de personas en nuestra ciudad para evitar la propagación del coronavirus. Estamos trabajando para cuidar a los marplatenses. Seamos responsables. #YoMeQuedoEnCasa