El ex vicepresidente se alzó con la victoria en las primarias celebradas ayer en Illinois, Florida y Arizona, y aumenta la presión sobre su rival, Bernie Sanders.

El ex vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, se alzó con la victoria en las primarias celebradas ayer en Illinois, Florida y Arizona, y aumenta la presión sobre su rival, Bernie Sanders, para que abandone la campaña rumbo a las elecciones presidenciales de noviembre.

En Illinois, donde hay en disputa 155 delegados, el precandidato demócrata logró un 59,1% de los votos, mientras el senador por Vermont obtuvo el 36,1%, según las proyecciones de la cadena de televisión CNN.

En Florida, que tiene 215 delegados en disputa, el ex vicepresidente sumó el 61,7% de los sufragios, mientras Sanders alcanzó el 22,9% .

Por último, en Arizona, que distribuye 67 delegados, Biden ganó el 42,4% de los votos, frente a un Sanders que logró el 29,5%.

Con estos resultados el ex vicepresidente estadounidense, que ya cuenta con un total de 912 delegados, se convirtió en el vencedor de esta jornada electoral en la que Ohio, que también debía celebrar sus primarias, decidió posponerlas hasta el 2 de junio por la pandemia del coronavirus.

Nos hemos acercado a asegurar la nominación del Partido Demócrata para presidente”

Sanders, por su parte, hasta el momento sumó 712 delegados.

Uno de sus asesores aseguró a la cadena CNN que el senador debe ahora sopesar si permanecer en la carrera hacia la Casa Blanca es la mejor manera de mantener “vivo” su movimiento.

El objetivo de Biden para la nominación de su partido parece, ahora sí, estar al alcance tras el triplete de victorias con las que duplicó su distancia de Sanders, logrando una ventaja casi insuperable.

“Nuestra campaña ha tenido una muy buena noche”, dijo un exultante Biden al dirigirse a sus partidarios en una transmisión en vivo.

“Nos hemos acercado a asegurar la nominación del Partido Demócrata para presidente, y estamos construyendo la amplia coalición que necesitamos para ganar en noviembre”, agregó al tiempo que reconoció a Sanders que ambos tienen “una visión común”.

En este contexto, se dirigió a los partidarios del senador por Vermont y ha señalado su “pasión y tenacidad” en temas como una sanidad asequible para todos los estadounidenses y el combate al cambio climático.

“Entonces, déjenme decirles, especialmente a los jóvenes votantes inspirados por el senador Sanders: los escucho. Sé lo que está en juego. Sé lo que tenemos que hacer”,

Biden también aludió a la pandemia de coronavirus, que dejó hasta el momento más de 100 muertos y 6.300 afectados sólo en Estados Unidos, según los datos recopilados por la Universidad Johns Hopkins.

“Al coronavirus no le importa si eres demócrata o republicano. No discrimina en base a la nacionalidad, la raza o el género. Afecta a personas en posiciones de poder igual que a los más vulnerables de nuestra sociedad” afirmó antes de asegurar que “estamos en esto juntos”.

Previamente, Sanders, que también se ha dirigido a sus partidarios mediante una transmisión en vivo, centró toda su alocución en la respuesta que Estados Unidos debe proporcionar al Covid-19.

Ha pedido 200.000 millones de dólares para prevenir “muertes, pérdidas de trabajo y evitar una catástrofe económica” en el marco de esta crisis, además de reclamar medidas como que el sistema sanitario del país norteamericano debe estar preparado para cubrir todas las facturas médicas derivadas de la enfermedad.

El candidato demócrata a la Casa Blanca a las elecciones previstas para noviembre, donde el presidente estadounidense, Donald Trump, competirá por la reelección, se decidirá finalmente en la Convención Nacional Demócrata, que tendrá lugar en junio en Milwaukee. Son necesarios un total de 1.991 delegados para conseguir la nominación.