Un Centro Regional de coronavirus funcionará en Salta a partir de los próximos días, con una capacidad de 80 camas de alta complejidad y otras 50 de mediana y baja complejidad, para dar respuesta a los casos de la enfermedad que requieran de internaciones más complejas, se informó hoy.

El anunció lo formuló hoy la ministra de Salud Pública provincial, Josefina Medrano, quien detalló que “hemos recorrido con el gobernador (Gustavo Sáenz) lo que va a ser el Centro Regional de Covid-19, donde vamos a nuclear toda la patología referente al coronavirus”.

En una conferencia de prensa desarrollada desde la sede del gobierno salteño, vía satélite, con preguntas remotas de los periodistas, la ministra precisó que el objetivo de la creación de este centro de referencia es “poder dar respuesta a la llegada de casos de esta enfermedad que requieran internaciones más complejas”.

“Este centro va a estar compuesto por el hospital Papa Francisco -de la zona sudeste de la capital salteña- y vamos a sumar camas a través de la adaptación de una escuela colindante, que nos va a dar la capacidad operativa de 80 camas de alta complejidad y de otras 50 de mediana y baja complejidad”, indicó la funcionaria.

Medrano consideró que la habilitación de este centro se trata de un “paso muy importante”, entre todas las acciones que vamos adoptando, y señaló que “estamos tomando todas las precauciones y preparándonos desde el sistema de salud”.

Por otro lado, comentó que “vamos a poner a disposición de este centro de referencia del Covid todos los respiradores que sean necesarios. Estamos trabajando para aumentar la capacidad instalada porque sabemos que a esta pandemia no se le puede dar respuesta con los respiradores que tenemos actualmente”.

“Esto no nos pasa solo a nosotros. Es un problema en el mundo”, indicó la ministra, y recordó que hay un solo caso confirmado en Salta, anunciado ayer, mientras que los sospechosos de los que se esperan los resultados de las muestras enviadas al Instituto Malbrán, son siete.

Hoy, a partir de las 0, el sistema de transporte de pasajeros quedó suspendido en toda la provincia, y solo lo pueden utilizar los trabajadores de los servicios de salud y seguridad, a quienes el gobierno les garantizó el transporte gratuito.

Esta medida fue adoptada anoche por el Comité Operativo de Emergencia conformado para afrontar las contingencias de la propagación del coronavirus en la provincia, y anunciado por Sáenz, quien además adelantó que desde hoy permanecen cerrados los shoppings, centros comerciales y las escuelas, y está prohibida la permanencia en espacios públicos.

Para el cumplimiento de esta prohibición es que desde el Ministerio de Seguridad se dispuso un intenso operativo de control policial, mientras que también se realizan estrictos controles en las rutas de acceso a la provincia.

Hoy, el centro de la capital salteña amaneció vallado, con un estricto control policial que trata de evitar la aglomeración de personas tras la aparición del primer caso de la enfermedad en la provincia.