El gobernador de Mendoza, Rodolfo Suárez, afirmó hoy que se realiza “un estricto control con las fuerzas de seguridad” para cumplir el aislamiento social, preventivo y obligatorio y, tras un primer recorrido por las calles de la provincia, evalúo que “la mayoría de los mendocinos ha entendido el mensaje”.

“Desde la provincia, realizaremos un estricto control con las fuerzas de seguridad, pero apelamos a la solidaridad de la población y el apego a las normas”, dijo hoy Suárez.

Según el último informe brindado anoche por autoridades del ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes de Mendoza, la provincia cuenta con 17 casos sospechosos internados.

“En las primeras horas de cuarentena social, preventiva y obligatoria decretada por el Gobierno nacional, La mayoría de los mendocinos ha entendido el mensaje y la necesidad de cuidarnos entre todos para evitar el avance del Covid-19”, afirmó el gobernador ante la prensa.