En el marco de las distintas acciones para evitar la propagación del nuevo virus COVID-19, la Municipalidad de Santo Tomé dispuso suspender la atención al público y el otorgamiento de la Licencia Nacional de Conducir (LNC) hasta el 1º de abril de 2020. Asimismo, se prorrogó por el término de 60 días corridos los vencimientos de las licencias de conducir que hayan operado u operen entre el 15 de febrero y el 1º de abril de 2020.

Remises y transportes escolares

La normativa también dispone suspender hasta el 31 de Marzo de 2020 los trámites para el servicio público de coches de alquiler (remises) y de transporte escolar, tanto la atención al público como la gestión y otorgamiento de habilitaciones y renovaciones. Además, difiere por el término de 60 días corridos los vencimientos de las habilitaciones municipales de ambos servicios que hayan operado u operen entre el 15 de febrero y el 31 de marzo de 2020.

Fundamentos del decreto

Estas medidas excepcionales se encuentran estipuladas en el Decreto Nº 60/2020 firmado por la intendente Daniela Qüesta. Las mismas se toman en el marco de la emergencia pública sanitaria en virtud de la pandemia declarada por la Organización Mundial de la Salud por el Coronavirus (COVID-19) y a partir de la disposiciones dictadas por la Agencia Nacional de Seguridad Vial y la Agencia Provincial de Seguridad Vial.