El Ministerio de Salud provincial confirmó ayer que ninguno de los 119 alumnos del colegio Dante Alighieri que volvieron de Italia entre el 10 y 11 de marzo presentó síntomas de coronavirus.

El Ministerio de Salud provincial confirmó ayer que ninguno de los 119 alumnos del colegio Dante Alighieri que volvieron de Italia entre el 10 y 11 de marzo presentó síntomas de coronavirus durante sus estrictos días de cuarentena, al igual que los 13 padres y 4 coordinadores que los acompañaron en el viaje.

“Ninguno de los que viajó tuvo síntomas compatibles con el Covid-19”, afirmaron ayer fuentes oficiales. Desde el Ministerio de Salud provincial realizaron un monitoreo diario de cada familia de los alumnos que volvió de Europa, controló que estuvieran realizando la cuarentena y verificó que tampoco hubiera síntomas que indicaran un contagios intrafamiliar.

“Se siguió de cerca cada caso y esto permitió que hoy tengamos estos resultados”, aseguraron desde la cartera sanitaria satisfechos, y acotaron que “valió la pena haberlo hecho”, refiriéndose a las medidas de aislamiento que se tomaron a tiempo.

Los chicos que habían ido a Italia para hacer su viaje de estudios ayer festejaban la noticia. “Vivieron la cuarentena con rigurosidad, más allá de lo que circuló por las redes de que los habían visto por la calle. Ellos lo hicieron muy bien”, subrayó Lucas Diez Rodríguez, presidente de la asociación de padres del Instituto Cultural Dante Alighieri, que organiza los viajes a Italia de los alumnos de quinto año.

Diez Rodríguez agregó que “los 13 padres acompañantes y los cuatro coordinadores de la empresa que viajó con los alumnos tampoco presentaron síntomas de coronavirus”.

Durante todo este tiempo de cuarentena, los jóvenes trabajaron en las tareas remotas que les indicaron los profesores. “Están todos perfectos porque se tomaron las decisiones correctas a tiempo, como haber cambiado el recorrido del viaje y volver antes”, comentó Diez Rodríguez.

Cuando los jóvenes partieron hacia Italia, en febrero, ni se hablaba del coronavirus, era algo muy lejano, ya que hasta esa fecha sólo se conocían casos en China. Recién cuando el contingente estaba de viaje, se detectaron los primeros contagios en Milán.

“Cuando estaban llegando a Roma, ya se empezaba a expandir el virus hacia el norte y había 12 casos positivos en Venecia”, detalló el organizador del viaje.

El grupo siguió el recorrido por el sur, Nápoles, Sorrento y la costa amalfitana. Desde allí, el itinerario continuaba por varias localidades del norte de Italia. Pero tanto los padres como los coordinadores, al ver que el virus se seguía expandiendo en esa zona, tomaron la decisión de no ir al norte y cambiar el recorrido. Se fueron hacia Florencia, una ciudad que en ese momento no tenía casos positivos. “Pasaban los días y en Italia se empezaron a cerrar los lugares, por eso el grupo permaneció en un pueblo ubicado bien al sur y allí se decidió que lo mejor era volver a la Argentina”, señaló Diez Rodríguez.

Para los chicos no fue fácil aceptar la idea de acortar el viaje y volver, pero lo hicieron. “Creo que en 14 días crecieron más que en cuatro años”, reflexionó el responsable del viaje.

Al final, el recorrido se acortó poco más de tres días y todos volvieron antes. Regresaron en dos grupos, el primero llegó el 10 de marzo con 61 chicos, y el segundo al día siguiente, con 74. “Se vivieron situaciones bastante tensas, pero todos lograron volver y además, cumplieron estrictamente con el aislamiento que se indicó en ese momento. Celebro lo bien que lo hicieron todos”, concluyó el coordinador general de la actividad.