En la Cámara Alta, hay 30 de 72 legisladores considerados “vulnerables” ante el avance de la pandemia.

El temor al contagio del coronavirus alcanzó en los últimos días al Senado, donde más de un tercio de los legisladores superan los 60 años y forman parte del “grupo de riesgo” frente a la pandemia.

Según un relevamiento hecho por NA, 29 de los 72 senadores que integran la Cámara alta tienen más de 60 años, sin contar a la vicepresidenta Cristina Kirchner, que tiene 67.

De esos 29 legisladores que son “grupo de riesgo” hay 15 que tienen 65 años o más, edad en la que las personas son consideradas más vulnerables ante el virus Covid-19 según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Esa lista la encabeza el riojano Carlos Menem, que con 89 años es el senador de edad más avanzada y, de hecho, fue uno de los ausentes en la última sesión de la Cámara alta junto con el puntano Adolfo Rodríguez Saá (72).

Detrás de Menem se ubican el santafesino Carlos Reutemann y la entrerriana Stella Maris Olalla, con 77 años, y la neuquina Silvia Sapag, que al igual que Rodríguez Saá tiene 72.