La holandesa Sharon van Rouwendaal, campeona olímpica en Río 2016, se entrena en una pequeña piscina inflable. Mirá qué rareza.

La nadadora Sharon van Rouwendaal, campeona olímpica en Río de Janeiro en 10 kilómetros aguas abiertas, utilizó su ingenio para poder entrenarse en su casa en una piscina inflable de apenas dos metros de diámetro.

 

 

La oriunda de Baarn, Paises Bajos, de 26 años, atada por la cintura a un árbol, se esforzó por dar algunas brazadas en una piscina infantil pese a las bajas temperaturas, como se puede apreciar en el video que ha publicado en una red social. Con un traje de neoprene completo, la nadadora solo puede “entrenar (en Montpellier, Francia) durante 45 minutos en total porque el agua está muy fría”, aseguró.

En 2012, Van Rouwndaal había competido en pileta, en competencias de 100 y 200 metros espalda. También en la posta 4 x 100. Una lesión en el hombro no la dejó trascender. Tuvo revancha cuatro años más tarde pero en aguas abiertas, donde se lució en 10 kilómetros.