El arquero de Colón de Santa Fe, Leonardo Burián, quien se encuentra en Uruguay junto a su familia luego de la suspensión de actividades debido al coronavirus, se mostró a favor de una medida como la cuarentena porque “primero está la salud y después la economía”.

El arquero Sabalero, nacido en Melo, departamento de Cerro Largo, aclaró que en su país no se dictó la cuarentena obligatoria debido al temor que caiga la economía.

“A medida que pasan los días se suman casos positivos. Acá rápidamente se cerraron las fronteras, pero no se decretó la cuarentena obligatoria por temor a que caiga la economía. Pero si no hay otro remedio, tendrán que hacerlo porque primero está la salud y después la economía”, señaló el futbolista de 36 años en diálogo con radio Gol, de Santa Fe.

Sobre el equilibrio entre atender las disposiciones oficiales pero al mismo tiempo no perder ritmo de competencia, Burián sostuvo que “la idea es acatar lo que dicta el gobierno y después tratar de mantenernos activos, de no perder estado físico”.

“Estamos realizando una base de mantenimiento, aunque claro está no es lo mismo entrenar en tu casa que hacerlo con el plantel. Llevamos adelante rutinas de entrenamiento, en mi caso hablo con el entrenador de arqueros, el otro día hicimos una videollamada con los otros arqueros del plantel”, contó.

Burián, que jugó en Nacional de Montevideo, Deportes Tolima de Colombia, Montevideo Wanderers, Jaguares de Chiapas y Godoy Cruz de Mendoza, explicó que en Uruguay “se puede salir a correr a un parque, pero mientras no haya mucha gente”.

Sobre su rutina en tiempos de coronavirus, el Uno dijo que está en su casa en las afueras de Montevideo, hacia donde pudo viajar antes de que sea decretada la cuarentena obligatoria en la Argentina.

“Mi caso es excepcional, porque en Santa Fe estoy solo, no vivo con mi señora ni mis hijos. Por eso ahora estoy en el paraíso, yo los extraño mucho y ahora puedo estar con ellos, más allá de que los niños se aburren después de un rato, pero la llevo bien”, añadió.