Lucas Fernandez, de Autobuses Santa Fe, dijo por LT9 que la semana pasada no llegó al 10% del total de personas que habitualmente transportan en la capital provincial. “En lo económico es un desastre”, señaló.

Lucas Fernández, gerente local de la empresa de transporte Autobuses Santa Fe, que posee a su cargo varios recorridos de líneas del transporte urbano de la ciudad capital provincial, dijo esta mañana que la actual situación es de virtual desastre económico.

“Si bien tenemos recorridos acordes a lo que está ocurriendo, sólo estamos transportando al 8% de los pasajeros habituales. Entendemos que nuestro problemas es uno más que se da a nivel nacional”, comentó Fernández, al referirse a la estrepitosa caída de viajeros del sistema local en virtud del aislamiento obligatorio impuesto por el gobierno nacional.

El empresario señaló que es imposible pensar que los funcionarios de gobierno puedan atender la situación del transporte cuando hay cosas más urgentes, y que se espera llegado el momento un rescate como a tantas actividades afectadas por la pandemia.

“Estamos transportando menos cantidad de gente que la de un fin de semana. Supongo que el gobierno va modificar el esquema de subsidios porque si no sería un desastre absoluto”, destacó Lucas Fernández, de Autobuses Santa Fe.