El secretario de Seguridad de la provincia, Gabriel Somaglia, dijo que el Poder Ejecutivo “no está pensando” en esta medida. Además, explicó que la evaluación del pedido masivo de habeas corpus es competencia exclusiva del Poder Judicial.

Los múltiples disturbios en los penales de Coronda y Las Flores por parte de presos que reclaman mayores medidas sanitarias por el avance de la pandemia del Coronavirus, dejaron nuevamente al descubierto el problema de la superpoblación carcelaria en la provincia.

Por este motivo, reclusos presentaron más de 100 recursos de habeas corpus para ser liberados o seguir cumpliendo las condenas en sus domicilios.

Sin embargo, en diálogo con El Cuarto Poder, el secretario de Seguridad de la provincia, Gabriel Somaglia descartó esta posibilidad y aclaró que el gobierno “no está pensando en la adopción de medidas que puedan flexibilizar la situación procesal y de privacion de libertad de los internos”. Por el contrario, el funcionario informó que el cometido del Poder Ejecutivo es el de “extremar las medidas de profilaxis y control de la seguridad médica y salud” de los internos.

En tal sentido, explicó que la evaluación del pedido masivo de los presos es competencia exclusiva del Poder Judicial que ya comenzó a pedir informes acerca de la situación de los internos.

Para esto, el Poder Ejecutivo realizará un “mapeo estricto” de tres grandes grupos de la población carcelaria, analizando la calidad de las penas y el tiempo que llevan cumpliéndolas: los mayores de 60 años, internos con enfermedades terminales, y cuestiones vinculadas al género femenino.

“La población carcelaria está en una situacion similar a la de un ciudadano que está haciendo cuarentena en su casa: acá lo que hay que extremar son las medidas de profilaxis por parte del Servicio Penitenciario. No hay que generar expectativas en los presos, ni en las familias”, remarcó.