“Se están cometiendo un montón de negligencias”, denuncia César La Torre, delegado general del centro sanitario.

 

Argentina está en plena lucha contra el nuevo coronavirus​. Ya hay 820 infectados y 23 víctimas fatales. Sobre la cuestión está trabajando el Gobierno Nacional y miles de profesionales de la salud. Estos últimos, justamente, están en la línea de fuego: se confirmó que una empleada del Hospital Italiano contrajo COVID-19.

La noticia encendió las alarmas puertas adentro. Se trataría de una administrativa del laboratorio. En la voz de César La Torre, del sector de atención al cliente en el hospital y delegado general del centro sanitario en la Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentina (ATSA), los empleados del centro sanitario reclaman medidas de seguridad.

“Los trabajadores del Hospital Italiano tenemos nuestra primera compañera infectada con coronavirus. Se están cometiendo un montón de negligencias por no tomar los recaudos necesarios. Esto pasa en todo el sistema de salud privado porque en todos los lugares prima la ganancia por la salud de los trabajadores. Esa es la realidad, lamentablemente. Por eso, exigimos test para todos los trabajadores y medidas de seguridad acordes a las necesidades que tenemos”, dijo La Torre en un video que se difundió.

Según contó el mismo sindicalista en Radio Mitre​, la trabajadora se sometió a un test de forma voluntaria el viernes 20 de marzo tras estar en contacto con otra empleada que había viajado a Colombia, zona considerada que no es de riesgo.

“El lunes le confirmaron que es portadora del COVID-19. A partir de ahí, fue internada y aislada en el hospital. Ella trabajó todo el día viernes, con lo cual quedó expuesta mucha más gente. Recién este miércoles hicieron los aislamientos de los compañeros que más contacto tienen con ella, ya que empezaron a presentar síntomas. Ahora, hay dos compañeros más que tendrían que internarse. Una ya está internada y otro va estarlo porque se acaba de confirmar que dio positivo. Por lo que la cifra podría escalar a cinco empleados. Hay un foco de infección en el laboratorio”, explicó La Torre.