El presidente comunal y el director del centro de salud local, explicaron cómo tomaron la decisión de aplicar este desinfectante a camiones y autos que pasan por allí. Aclararon que no lo hacen en las calles del pueblo.

En los ingresos a la localidad de Ricardone, que tiene altísimo tránsito de camiones en esta época, decidieron desinfectar a los vehículos que por circulan por la ruta A012, rociando cloruro de benzalconio. Según explicaron las autoridades, lo hacen como “una barrera más” para frenar el avance del coronavirus. Algo similar ocurre en la localidad santafesina de Berabevú, donde se instaló una especie de “lavadero” en la entrada del pueblo.

El presidente comunal de Ricardone, Juan Carlos Doria, habló en vivo en el programa De 12 a 14 (El Tres). “Estamos tomando todos los recaudos para la prevención, tenemos todo el pueblo en cuarentena y es difícil tomar estas decisiones, pero creemos que tenemos que hacerlo por la gran cantidad de camiones y vehículos que pasan por acá”, explicó.

También aclaró que “no se hace la fumigación en las calles del pueblo,  pero se les brinda a los vecinos el preparado en bidones para que puedan desinfectar sus casas”.

También habló el médico Mariano Soria, director del centro de salud de Ricardone, quien explicó que el cloruro de benzalconio con el que se rocía sobre todo las ruedas de los vehículos, es “un inhibidor viral, una barrera más para tratar de combatir el virus”.

“Estamos abocados a hacer prevención, para ayudar a que la pandemia no haga un pico, como recomiendan todos los especialistas”, resaltó el profesional.

Por último, más allá de estas medidas preventivas, el médico advirtió que “lo principal que hay que hacer es respetar todos los protocoles que se informan desde los Ejecutivos y desde los ministerios de Salud de la provincia y de la Nación”.