La UOCRA había solicitado la medida ante la decisión de la empresa privada más grande de la Argentina de disponer las cesantías en medio de cuarentena obligatoria.

El Ministerio de Trabajo dictó esta tarde la conciliación obligatoria para tratar de frenar los 1.450 despidos que pretende aplicar la constructora del Grupo Techint.

La UOCRA había solicitado la medida ante la decisión de la empresa privada más grande de la Argentina de disponer las cesantías en medio de la pandemia de coronavirus.

Los 1.450 obreros temporales están afectados a proyectos que se encuentran paralizados por el avance de la pandemia del coronavirus, y se venían desarrollando en las provincias de Buenos Aires, Tucumán y Neuquén.

El presidente Alberto Fernández aseguró por la mañana que esos despidos reflejaban una “falta de solidaridad enorme”, y anticipado que el problema se iba a “resolver”.

Al ser consultado sobre si, con su mensaje del domingo, en el que mencionó a empresarios “miserables” que echan gente en medio de la pandemia, se refería en particular al grupo Techint, Fernández dijo que “es uno de los casos. No es momento de hacer eso, es una falta de solidaridad enorme. Tenemos que volver a incorporar la solidaridad en nuestras vidas”.