El hecho ocurrió el 11 de marzo pasado en la localidad del oeste santafesino. El hijo de 25 años se encuentra detenido a la espera del juicio.

Romina Leiva fue quemada el pasado 11 de marzo por su propio hijo, un joven de 25 años que se encuentra detenido.

La mujer de 39 años permaneció internada durante todo este tiempo, con el 80% del cuerpo quemado, hasta que finalmente en horas de esta madrugada falleció.

En aquella oportunidad el hermano de la víctima había relatado que el hijo de la mujer no toleraba la relación de Romina con una nueva pareja y por ese motivo la quemó.

En la vivienda se habría producido una discusión y el joven salió afuera intentando quemar el auto, pero allí mismo le prendió fuego a Romina.

El joven se había fugado en una moto pero finalmente a pocas horas fue detenido por la policía y puesto a disposición de la justicia.