Un joven de 19 años se metió en un domicilio y los moradores lo retuvieron hasta que llegó la Policía. Fue imputado, además, por violar la cuarentena.

Se registró un nuevo hecho de inseguridad en Rosario. Un joven de 19 años entró a robar a un domicilio de Camino Límite al 2700 y, una vez dentro de la finca, fue sorprendido por los dueños de casa, que lo ataron de pies y manos y llamaron a la Policía. El autor del hecho quedó detenido y fue imputado, además, por violar la cuarentena.

De acuerdo a la denuncia, un hombre de 64 años se encontraba en su domicilio cuando escuchó ladrar a sus perros y observó que la puerta de un salón lindero a la casa estaba abierta. Al ingresar, notó que sus pertenencias estaban dispersas por todos lados y avistó a un joven en el interior de un baño.

Tras un intercambio de palabras, y siempre según fuentes policiales, el intruso comenzó a arrojarle golpes de puño y patadas al hombre. Posteriormente llegaron dos personas más, quienes procedieron a reducir al delincuente y lo ataron de pies y manos hasta la llegada de la Policía.

Los efectivos se llevaron detenido a Sergio F., de 19 años, quien además quedará imputado por haber incumplido con la cuarentena obligatoria, dispuesta por el gobierno nacional a través de un DNU.