El coronavirus ha dejado en marzo las peores cifras de la historia de paro y destrucción de empleo. El desempleo aumenta en marzo en 303.265 personas con respecto a febrero, que fue un buen mes. Es la peor cifra mensual desde que hay registros, hasta ahora el peor dato había sido enero el de 2009, con 198.838 desempleados más.

is sanitaria también se nota en la afiliación a la Seguridad Social que el último día de marzo perdió 833.979 cotizantes. En esta ocasión, este parámetro describe mejor la realidad del estado de alarma ya que la media mensual no refleja con claridad el impacto del Covid-19 ya que se sitúa en 243.469 cotizantes menos que en febrero.

Marzo es tradicionalmente un buen mes para el empleo, hasta ahora solo se había registrado una caída de la afiliación media en 2009 con 54.489 altas menos. La pandemia provoca que, a 31 de marzo, el número de personas afiliadas a la Seguridad Social es de 18.445.436, por debajo de la barrera psicológica de los 18,5 millones de cotizantes.

7.085 sanitarios más

En los primeros once días del mes, el empleo aún evolucionaba sumando cotizantes, en concreto, 64.843 más pero entre los días 12 y 31 de marzo, el saldo en la afiliación se desplomó en 898.822 dados de alta. Esta bajada se traduce en 855.081 afiliados menos en el régimen general y 40.877 autónomos menos.

Por sectores, los mayores descensos (desde el 12 de marzo) se han registrado en construcción (un 17,08%), hostelería (14,27%), actividades administrativas y servicios auxiliares (8,91%), educación (5,24%), transporte y almacenamiento (4,76%). La movilización de reursos humanos en la Sanidad se ha notado en el empleo con 7.085 afiliados más a la Seguridad Social..

Los afectados por los Expedientes de Regulación de Temporal de Empleo (ERTE) por el COVID-19 se cifran en 258.645 y la afiliacion cae especialmente en los contratos temporales, 550.651 menos desde el estado de alarma, mientras que se pierden 162.588 indefinidos.

Por comunidades autónomas, Andalucía (6,64 %) Canarias (6,24 %), Murcia (5,07 %) y la Comunidad Valenciana (5,75 %) registran los descensos más acusados debido al parón del turismo.

Un total de 3.548.312 parados

Los malos datos de marzo llevan la cifra total de parados a 3.548.312, según linforma el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE). En los primeros 12 días del marzo el número de desempleados registrados se había incrementado en 2.857 personas, pero los efectos del estado de alarma han llevado a un incremento del paro del 9,31 % a fin de mes.

El desempleo mensual golpea especialmente al sector servicios, con 206.016 nuevos parados, seguido por la construcción (59.551 desempleados), la industria (25.194) y la agricultura (6.520). Entre las personas sin empleo anterior, se inscriben 4.984 nuevos demandantes.

El paro juvenil, entre menores de 25 años, se incrementa en 26.112 en relación con el mes anterior, mientras el paro de 25 y más años sube en 276.153.

El paro sube en toda España

El paro registrado sube en las 17 comunidades autónomas. Andalucía (138.569), Comunidad Valenciana (35.565) y Cataluña (21.833) encabezan las subidas de desempleados inscritos en los servicios de empleo.

Con respecto a marzo del año pasado, el número de personas paradas en las listas del SEPE ha crecido en 293.228 lo que supone un ritmo de aumento del 9,01 %.

En términos desestacionalizados, el número de inscritos en las oficinas de empleo ha subido en 311.037 personas en marzo respecto al mes anterior. Con el efecto calendario corregido, la Seguridad Social muestra una caída media de 415.800 afiliados, un dato significativo y que rompe una tendencia que se mantenía en positivo desde noviembre de 2013.

Casi dos tercios cobran el paro

La tasa de cobertura aumenta un 6,5%, hasta el 64,95%, casi dos tercios de los parados cobran una prestación, en total, 2.002.295 en el mes del febrero. Las personas beneficiarias recibieron 926,4 euros de media, sin contar los subsidios agrarios de Andalucía y Extremadura.

Los servicios públicos de empleo han tramitado 566.782 prestaciones, un 1,4% más que en febrero de 2019.

El coste total ha ascendido a 1.811 millones de euros, lo que supone un aumento 13,2% respecto al mismo mes del ejercicio anterior.