A dos horas de la apertura de los bancos en la ciudad, la fila superaba los 200 metros de largo. Hay personas que esperan desde la madrugada.

 

Los bancos permanecerán abiertos durante cuatro días desde este viernes y hasta el miércoles (sin contar el fin de semana) para el cobro de jubilaciones, pensiones y asignaciones. Este viernes es el primer día que funcionan luego de 10 días por la cuarentena ante la pandemia del coronavirus y es por esto que las largas filas comenzaron desde temprano.

A dos horas de la apertura de los edificios, las filas eran de más de 200 metros en los bancos de la ciudad de Santa Fe. Las personas -de todas las edades- asistieron desde la madrugada para guardar su lugar. Para pasar el tiempo, algunos fueron acompañados, otros se llevaron sillones o equipos de mates.

La atención será de la misma manera que los días normales pero las prioridades serán para los que no tengan tarjetas de débito, los jubilados y pensionados, aquellos que accedieron automáticamente al beneficio de los bonos de $10.000 porque tiene Asignación Universal por Hijo.