Fue en Fisherton R, donde delincuentes entraron armados y ataron a todos, incluso un niño. Estuvieron una hora y desvalijaron la vivienda.

Un violento asalto rompió este jueves la monotonía del aislamiento obligatorio para una familia de la zona oeste de Rosario, cuyos integrantes fueron todos atados por delincuentes armados que desvalijaron la casa.

El hecho tuvo lugar en calle Malabia al 100 bis, barrio Fisherton R, donde tres asaltantes ingresaron encapuchados por una escalera trasera, amenazaron a los ocupantes del domicilio y los ataron, incluso a un nene de 4 años de edad.

“Nos llevaron arriba -por un piso superior del inmueble- y nos maniataron. Pedían plata. Mi nieto les pedía «por favor, no maten a mi familia». Estuvieron una hora y nos desvalijaron, la casa quedó con muy pocas cosas”, contó Griselda, víctima del atraco. De hecho, se llevaron hasta un enorme televisor de 55 pulgadas.

“Lo que más me duele es cómo se maneja esta gente y si vos no hacés lo que ellos quieren, te matan”, expresó la mujer, aún conmovida.