La situación en el centro de Rosario se volvió caótica el viernes con la apertura de bancos. Gente apiñada, colas largas en las afueras de las entidades bancarias, desinformación y egoísmo de algunos clientes. Un cóctel explosivo en estos días de pandemia.

El microcentro bancario de Rosario se transformó en un lugar con gran concentración de gente con la apertura de los bancos el viernes. Pese a las recomendaciones y a las obligaciones impuestas por el Estado nacional, cientos de personas se agolparon mucho antes de la apertura a las 10 de la mañana.

El mismo intendente local, Pablo Javkin, gestionó en persona el mejor funcionamiento de los bancos que tuvieron una demanda excesiva determinada por los días previos de cierre. Javkin pidió en persona que las entidades bancarias permanezcan abiertas para poder atender a una demanda desbordante.

La calle Santa Fe, donde se centralizan las sedes bancarias más grandes, se hicieron peatonales, así como otras como Mitre. Las colas eran muy largas y, lo que es peor, sin el respeto de la distancia social correspondiente para evitar el contagio de coronavirus. La muchedumbre fue grande y muchos de los asistentes equivocaron su accionar al ir el 3 cuando el día de cobro de ellos es el 8 o días posteriores. “Hay gente que ha venido y no es el día de su fecha. Los que no cobraron marzo cobran hoy (viernes) y después según la fecha del calendario”, dijo el propio intendente a la radio LT8.

La propia Analía Ratner, secretaria general de la Asociación Bancaria de Rosario, ratificó los dichos del primer mandatario local a canal 3: “Mucha gente que tiene fecha de cobro para el 8, el 13 o el 15, como la noticia era que abrieron los bancos venían a cobrar hoy. El cronograma de pagos Anses está publicado en la página de Anses. También lo han publicado distintos medios. Hay que respetar la fecha de cobro”. Ratner añadió: “No es sólo por hoy (la apertura de bancos). Es hoy y los días subsiguientes”.

La dirigente aconsejó: “Seamos conscientes de que tenemos a la población de mayor riesgo en la calle. De que si tenemos la tarjeta de débito, vayamos al cajero automático. Y que los bancos hagan lo que tengan que hacer”. “Estamos en un aislamiento social obligatorio. No es libre la circulación. Solamente podemos circular quienes tenemos el permiso y con el fin del trabajo”, dijo Ratner.

Se ratificó también que por esta situación extraordinaria de la pandemia de coronavirus los bancos abrirán en Rosario el sábado y domingo.