Se confeccionan en talleres de cinco facultades -FCV, FADU, FCM, FIQ, FICH- y dos escuelas preuniversitarias -EIS, EAGG- con impresoras 3D y cortadoras láser.

La Universidad Nacional del Litoral (UNL) comenzó a entregar protectores faciales a efectores de Salud de Santa Fe y Esperanza para que trabajadores y trabajadoras puedan desempeñar sus funciones con más y mejor seguridad sanitaria. Se trata de una iniciativa que pone a disposición recursos humanos, materiales y tecnológicos al servicio de la comunidad para combatir la pandemia de Coronavirus.

El trabajo es colaborativo y participan cinco facultades y dos escuelas de la UNL: Facultad de Ciencias Veterinarias (FCV); Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo (FADU); Facultad de Ciencias Médicas (FCM); Facultad de Ingeniería Química (FIQ); Facultad de Ingeniería y Ciencias Hídricas (FICH); Escuela Industrial Superior (EIS); y Escuela de Agricultura, Ganadería y Granja (EAGG).

“Estamos coordinando el trabajo de cinco unidades académicas y dos escuelas preuniversitarias en torno a la producción de estos elementos de protección sanitaria. La fabricación comenzó la semana pasada y desde estos días empezamos a distribuirlas entre los diferentes efectores de salud para que sus trabajadores y trabajadoras puedan utilizarlas en este delicado contexto”, explicó Javier Lottersberger, secretario de Vinculación y Transferencia Tecnológica de UNL. En esta línea, indicó que “Hasta el momento, hemos hecho entrega a efectores públicos como los hospitales Alassia, Cullen, Protomédico, también al Ministerio de Salud de la Provincia de Santa Fe. A su vez, entregamos a efectores privados que están vinculados con la UNL ya que estudiantes de FCM desempeñan sus prácticas, al SAMCo de Esperanza y a la Dirección de Salud y a la Obra Social de la UNL.

Características

En particular, utilizando impresoras 3D y cortadoras láser, están fabricando protectores faciales -completos-. Así, docentes, nodocentes, directivos, graduados y estudiantes trabajan mancomunadamente para fabricar estas mascarillas tan necesarias para el trabajo cotidiano de los profesionales de la Salud. Su confección requiere de un corte de acetato que se realiza mediante corte láser y la construcción de vinchas y soportes que se fabrican con impresoras 3D. El tiempo de producción es importante y, por tanto, se requiere que se aúnen esfuerzos y recursos a los fines de producir el volumen necesario para atender a la demanda”.

Creatividad e innovación

Por su parte, el decano de la Facultad de Ciencias Veterinarias, Humberto Occi, sostuvo: “Es nuestro deber como universitarios procurar brindar soluciones concretas a partir del conocimiento, la creatividad y la innovación. Desde FCV, a partir de la demanda del Comité de Emergencia de la UNL, nos integramos en este trabajo de producción colaborativa de las mascarillas de protección sanitaria. Participamos con los recursos del Centro de Innovación Tecnológica de nuestra Facultad”. Además, remarcó que “en estos momentos de crisis es cuando nosotros debemos potenciarnos a partir de aunar esfuerzos en pos de alcanzar un objetivo común. Es contribuir a lo planteado por la OMS vinculado a trabajar por ‘una única Salud’. Finalmente, el decano de FCV indicó que la Facultad “también está colaborando con otras demandas planteadas a la institución”.

Acciones concretas

“Para FICH-UNL es muy importante aportar a la sociedad acciones concretas que contribuyan a mitigar los efectos la propagación del coronavirus, poniendo a disposición nuestros recursos humanos, tecnológicos y materiales”, afirmó el decano Raúl Pedraza, tras aclarar que en este proyecto participan docentes investigadores del Laboratorio de Computación Gráfica y Visualización y del Centro de Estudios Hidro-Ambientales de dicha unidad académica, coordinados por Victoria Paredes y Emiliano López.

“Las máscaras tienen tres elementos principales: un cobertor para la cara hecho con acetato o PVC, una banda elástica para sujetarlo y una vincha producida con impresora 3D. Actualmente existe una demanda muy grande de máscaras y escasa disponibilidad en el mercado, por lo que estamos trabajando en conjunto con las distintas unidades académicas y otras dependencias educativas de la UNL que cuentan con la tecnología adecuada, a fin de poder dar respuesta a esta demanda”, comentó Gastón Martin, coordinador del área Vinculación de la FICH.

Preuniversitarios

“Desde la EAGG nos sumamos a la propuesta de la UNL porque valoramos el trabajo conjunto y articulado”, explicó Rodrigo Benítez, director de Planificación Institucional y Académico, y completó: “Remarcamos el perfil de nuestra , una escuela preuniversitaria con un fuerte compromiso social, con formación de valores. Este es un momento en el que la sociedad nos necesita. El aporte institucional que pretendemos hacer tiene que ver con poner a disposición de nuestros recursos tecnológicos y humanos para la elaboración de protectores faciales a partir de la impresión 3D de los componentes”.

Mario Alliot, director de la EIS, aseguró que “la Escuela se suma a la iniciativa impulsada por la UNL en este difícil momento que estamos atravesando debido a la pandemia originada por el COVID-19. Para nuestra Escuela es muy importante ser parte de este trabajo colaborativo, ya que ‘El Industrial’ es muy reconocido en la comunidad por su historia y compromiso, tal como colaboró en otros acontecimientos críticos como las inundaciones de 2003 y 2007. En esta oportunidad, estamos ayudando a quienes nos están cuidando. Como institución pública, nos debemos a la sociedad. El compromiso y la solidaridad son pilares de nuestra formación”.

Producción colaborativa

El Ministerio de Producción, Ciencia y Tecnología de Santa Fe junto con UNL, Polo Tecnológico de Rosario y CovidFab (Coronavirus Makers Santa Fe – Rosario) desarrollaron colaborativamente un instructivo para la fabricación digital de protectores faciales con soporte de PLA o PTEG. “El objetivo es que todos los ‘makers’ de la provincia de Santa Fe y de toda la región puedan contar con un instructivo claro para fabricar un modelo de código abierto que fue desarrollado específicamente por COVIDFab para colaborar frente al COVID-19”, remarcó Lottersberger para luego destacar que el instructivo, que puede descargarse desde www.unl.edu.ar/coronavirus, se encuentran: proceso de higiene para la elaboración, materiales necesarios, modelo e instructivo de limpieza y desinfección del protector facial”.