La presidenta del Consejo Federal de Turismo (CFT), Claudia Grynszpan, dijo hoy que las medidas adoptadas por el Gobierno nacional para ayudar a las Pequeñas y Medianas empresas (PyMes) ante la crisis por el coronavirus “serán muy útiles para el sector”, según lo evaluó ese organismo en una reunión virtual,

Grynszpan, quien también es ministra de Turismo y Cultura de San Juan, contó a Télam que “ya se trabaja para que los prestadores de servicios turísticos de todo el país se adapten a las mismas”.

Esas medidas, aseguró, “contemplan la situación de la inmensa mayoría de empresas vinculadas a la actividad turística, que son PyMes y minipymes de no más de diez personas y monotributistas”.

La presidenta del CFT remarcó que desde ese organismo “se brinda el apoyo para que todos los actores del sector se encuadren en los requerimientos para recibir esa ayuda”.

Esa tarea no será dificultosa “porque todos los prestadores trabajan con su personal en blanco y sus cuentas al día”, aseguró la jefa del ente que agrupa a los organismos de turismo de todas las provincias y la Ciudad de Buenos Aires.

En ese sentido, destacó la ayuda de los equipos técnicos del Ministerio de Turismo y Deportes, que “cumplirán un rol clave para asesorar en el plano legal a todas las empresas prestadoras de servicios turísticos”.

La ayuda, según Grynszpan, “será vital, porque a raíz del coronavirus el primer semestre de la actividad está casi perdido y la reactivación va a tardar varios meses”.

Al respecto, explicó que “la caída de la demanda en otros rubros como la industria, la alimentación o el textil, se recupera rápido, pero en el sector turístico ese crecimiento es más lento”.

“La gente que postergó un viaje tiene que esperar a volver a tener el tiempo libre para hacerlo y también las condiciones económicas, que quizás también puedan ser afectadas por el coronavirus”, agregó.

La funcionaria subrayó que la recuperación del nivel de actividad “se dará de la mano del turismo interno” y por ese motivo “ya se están trazando estrategias para potenciar ese segmento, que es una gran herramienta para los prestadores del interior del país”.

Por último, Grynszpan indicó que en la reunión virtual del CFT “se acordó trabajar en forma conjunta para buscar las soluciones que necesite el sector ante esta crisis de alcances todavía difíciles de imaginar”.

En ese encuentro online también participaron, además de los máximos referentes del sector de los 24 distritos, asesores de las carteras nacionales de Turismo y Deportes y de Economía y representantes de los sectores hotelero, gastronómico y de las agencias de viajes,

El Gobierno nacional dispuso el 1 de este mes, a través del Decreto de Necesidad y Urgencia 332/20, la creación del Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y a la Producción.

Esta iniciativa contempla la reducción de hasta un 95% y la postergación del pago de las tasas patronales y la Asignación Complementaria del Salario, entre otras medidas fiscales e impositivas destinadas a aliviar la situación financiera de las empresas con hasta 100 trabajadores.

La actividad turística generó el año pasado en Argentina un impacto económico de 15 mil millones de dólares, por el movimiento de unos 15 millones de turistas por todo el país, entre ellos 8 millones de extranjeros, en tanto unos 11.300.000 turistas viajaron en los fines de semana largos de 2019.

La Argentina subió en 2019 al 7° lugar entre los países que más crecieron en actividad turística y se posicionó entre los 50 destinos más importantes del mundo, con el turismo como cuarto complejo exportador -con ingresos por unos 3.000 millones de dólares- detrás del oleaginoso, el cerealero y el automotriz.