El Superior Tribunal de Justicia de Entre Ríos (Stjer) autorizó hoy el uso de telefonía celular en todas las unidades penitenciarias de la provincia durante el período de aislamiento preventivo, social y obligatorio ordenado por el Gobierno Nacional para intentar minimizar la propagación del coronavirus.

La medida fue adoptada luego que abogados de los reclusos solicitaron en diferentes juzgados la autorización temporaria del uso de celulares.

La decisión, según el organismo, busca “disminuir los efectos deletéreos de las restriccciones a la comunicación física con sus familias”.

Además, diagramaron un protocolo normativo de implementación junto a la ministra de Gobierno y Justicia provincial, Rosario Romero, y el director del Servicio Penitenciario entrerriano, Marcelo Sánchez.

La resolución fue firmada por los integrantes del Stjer, Martín Carbonell; Susana Medina y Miguel Giorgio; y con el apoyo del defensor General, Maximiliano Benítez, y el procurador General, Jorge Amilcar Luciano.

La misma medida ya había sido tomada días atrás en los penales de la provincia de Buenos Aires y en Chubut, entre otras jurisdicciones.