Esta situación arriesga la lucha contra el COVID- 19, el Dengue y la distribución de alimentos. Reclaman urgente auxilio de la Provincia.


En los Municipios y Comunas, las actividades de la emergencia sanitaria ocupan -según las localidades- entre un 30% y 60% de su personal. Ahora también quedará a cargo de los gobiernos locales, a través de sus empleados, la distribución de alimentos y seguramente el control de precios.

Es insostenible mantener las condiciones psicofísicas de los trabajadores y la voluntad de trabajo cuando se agrega el incumplimiento del pago de salarios dejando a sus familias en verdadera situación de tensión social e incluso alimentaria.

Mientras se mantienen aún los sueldos congelados en los primeros tres meses de este año por la suspensión de las paritarias, la ausencia de refuerzos económicos a los empleados ocupados en las tareas de emergencia, las remarcaciones de precios aún descontroladas, se agrega ahora la falta de pago de los salarios en tiempo y forma.

Hay municipios como Santo Tomé, Laguna Paiva, Coronda, Gálvez, Funes, Capitán Bermúdez, Granadero Baigorria, Roldán, Firmat, Carcarañá, San Justo, San Javier, San Cristóbal, San Jerónimo Norte, Recreo y un importante número de Comunas que han anunciado que no podrán afrontar el pago de salarios. Obviamente, que la solidaridad demostrada a diario por los trabajadores y trabajadoras del sector, les impide ante esta situación, retener sus tareas hasta la finalización de la crisis sanitaria, es por ello que solicitamos a las autoridades provinciales Solidaridad y Responsabilidad para asistir a los Municipios y Comunas que son el primer frente de batalla contra las emergencias tanto en las epidemias como en los fenómenos climáticos.

Hoy el Gobierno Provincial ya cuenta con una importante Ayuda del Tesoro Nacional (ATN) y otros instrumentos como la Ley de Necesidad Pública y Leyes especiales para atender el desfasaje financiero de Municipios y Comunas.