Incluye primaria y secundaria. El presidente dijo que el fin del aislamiento obligatorio se hará “muy paulatinamente”. Los jubilados continuarán en cuarentena y los estatales mantendrán la modalidad teletrabajo. “Tenemos que buscar el modo de que los bancos estén abiertos”, agregó. “Mantendremos el cierre de fronteras”, confirmó.

El presidente Alberto Fernández dijo este sábado que “tenemos previsto que el domingo próximo se termine la cuarentena, pero es día a día, hay que ir viendo cómo evoluciona” y afrimó que “salir de ella tiene que ser una cosa muy cuidada”.

“Si salimos como si nada hubiera pasado, y nos llega una persona de España, nos puede hacer un estrago. Hay casos que tendrán que seguir en cuarentena. Seguramente los chicos seguirán sin ir al colegio, la administración pública seguirá con trabajo a distancia, y seguirán los mayores adultos”, dijo el mandatario en diálogo con Marcelo Bonelli, en Radio Mitre.

En ese sentido, el mandatario aclaró que “no se va terminar” el aislamiento, sino que “podría flexibilizarse” al permitir que determinadas actividades retomen la normalidad paulatinamente, como por ejemplo los comercios y los bancos. En lo que sí se mostró tajante fue respecto a los estudiantes. Reiteró que no van a volver a los colegios por el momento. “Ya tendremos tiempo para recuperar el tiempo de clases. Las escuelas han desarrollado un sistema de educación a distancia que no esta funcionando mal. Los los chicos tienen la tarea que les manda el colegio. A muchos que me consultan, les aclaré que yo dije que no hay clases, no que no haya tarea”, indicó el Presidente.

Sobre la situación de la UBA, Fernández contó que mantuvo conversaciones con el rector Alberto Barbieri para impulsar la educación a distancia en ciertas carreras que sea posible. “A la UBA va mucha gente grande que se expone. Hay alumnos grandes . La universidad no es sólo de pibes de 20 años. Hay gente mayor que comenzó a estudiar o que cursa su segunda carrera. Entiendo que hay carreras que no es posible dictarlas a distancia, pero por ejemplo en la que yo doy clase (derecho) sí es posible”, señaló.

El mandatario también se refirió a lo ocurrido ayer en las puertas de los bancos en todo el país, donde se formaron largas filas de jubilados y beneficiarios de asignaciones sociales. “Estoy preocupado, enojado y molesto”, dijo y afirmó que “no debemos relajarnos” ya que “nos está yendo muy bien y estamos logrando bajar la velocidad de la infección” por coronavirus.

“Cuando vi lo que había pasado ayer, dije ‘pucha’, todo este esfuerzo lo ponemos en peligro”, afirmó y admitió que “hoy volveremos un poquito al orden”. “Lo que pasó con los jubilados no volverá a pasar. El sector bancario va a funcionar para pagar a los beneficiarios, sábado, domingo y la semana que viene”, sostuvo el Presidente, quien admitió un error en la comunicación del cronograma de pagos. “Sólo lo hicimos en la gráfica y dejamos de lado la televisión, la radio e internet”, explicó.

Afirmó también que “alguien hizo mal las cosas y no cabe ninguna duda”, en relación a las largas filas que se registraron ayer en las puertas de los bancos, y expresó su “malestar” por esa situación, aunque aclaró que el gobierno no está “pensando en renuncias”., tal como le pidió ayer un sector de la oposición. “Estamos trabajando mucho, no estamos pensando en renuncias”, reiteró.

Al respecto, el jefe de Estado señaló que en la insólita situación de ayer “se mezclaron algunas cosas y hubo un acto de confianza”, aunque sentenció: “No todos entendemos de qué se trata la cuarentena”. “El mayor problema es fue gente a los bancos que no debió haber ido. Tenemos un cronograma de pagos y la gente no respetó ese cronograma. Igual creo que es una situación que hoy no se va a repetir”, dijo. “Hay gente que no se entera la gravedad de la situación”, sentenció.

Asimismo, el Presidente reconoció que hay que buscar el modo de que los bancos estén abiertos para que poco a poco volver a la normalidad. Igualmente, Fernandez advirtió que “los infectólogos nos dicen que el momento más difícil va a ser a mediados de Mayo”.