Fue diagnosticado el 27 de marzo y desde ese día permanecía aislado en su residencia oficial en Londres.


El primer ministro británico, Boris Johnson, fue ingresado en un hospital como medida de “precaución” ante los “síntomas persistentes” provocados por el COVID-19, anunció este domingo un portavoz de Downing Sreet.

Johnson, de 55 años, informó de que había dado positivo por el nuevo coronavirus el pasado día 27 de marzo y ha permanecido aislado desde entonces en su residencia oficial en Londres.