Durante su presencia en el programa Unidos por Argentina, el ministro de Salud, Ginés González García aseguró que “la cuarentena está funcionando” y resaltó: “Vamos menos mal que otros países”.

“Vamos menos mal que otros países, porque a todos nos va mal. Están pasando cosas terribles, desbordan los sistemas de salud que tienen la mayor capacidad resolutiva del mundo, como el Nueva York y el de España”, afirmó el funcionario nacional en diálogo con Mariana Fabbiani.

En ese sentido, el ministro señaló: “Nosotros en la predicción de la curva y la aparición del número de casos y sus consecuencias, estamos muy por debajo”, al tiempo que aclaró que los datos de los contagios “son en tiempo real”.

“La cuarentena está funcionando. Lo que esta pasando es mucho menos de lo que podría pasar y lo podemos administrar”, continuó Ginés. Y destacó que “hay 4500 camas vacías de terapia intensiva respiratoria. Estamos evitando el contagio masivo y ganando tiempo, estamos amesetando la curva para que no aparezca todo de golpe”.

De todas maneras, el titular de la cartera de Salud advirtió que la curva de contagio “aún no se está aplanando” sino que la cantidad de casos “está subiendo poquito” y adelantó que en el momento que se “amesete” se tomarán otras medidas”.

Por otro lado, al ser consultado sobre lo ocurrido el pasado viernes en las entidades bancarias, González García admitió: “Veníamos dando pasos muy buenos y el del viernes no lo fue” y agregó: “No puedo decir cuáles son las consecuencias”.

En tanto, sobre los testeos, el ministro de Salud explicó: “Hay dos tipos de testeos, el testeo lento, por PCR, es rápido porque da el resultado inmediato porque trabaja sobre el virus”, el cual tarda entre 10 y 12 horas para dar el resultado.

En cambio, “el que se llama testeo rápido, que se pincha un dedo y con sangre se hace minutos, el resultado es después de que se tuvo el virus, porque se tiene que hacer de los anticuerpos para la enfermedad y no da positivo hasta el día 7 u 8, con lo cual no sirve para terminar si tiene que ir a tratamiento o aislamiento”.

Incluso, detalló que “la primera orden para los test la hicimos el 23 de enero y el último pedido lo hicimos por medio millón. Hoy tenemos arriba de 100 mil en stock y hemos descentralizado los estudios” y agregó: “Del otro test también están por llegar cerca de 200 mil, pero los vamos a usar para experimentación, para ver cómo esta evolucionando el virus en su diseminación”.