Mientras avanza la pandemia del coronavirus a lo largo del mundo, en Argentina se cumple la tercera semana de aislamiento obligatorio. La idea del gobierno, lo adelantó el propio presidente este lunes por la noche, es flexibilizar la cuarentena para reactivar algunas actividades. A pocos días de concretarse de la finalización del confinamiento total, varias provincias y municipios dispusieron la obligatoriedad del uso de barbijos o “tapa boca” como lo llaman algunos. 

 

Al mismo tiempo cabe señalar que desde la Organización Mundial de la Salud brindaron una serie de recomendaciones ligadas al uso de mascarillas.

Cuándo usar mascarilla 

Si uno está sano, solo necesita llevar mascarilla si atiende a alguien en quien se sospeche la infección por el 2019-nCoV.

Puede usar también mascarilla si tiene tos o estornudos.

Las mascarillas solo son eficaces si se combinan con el lavado frecuente de manos con una solución hidroalcohólica o con agua y jabón.

Cómo ponerse, usar, quitarse y desechar una mascarilla

Antes de ponerse una mascarilla, lávese las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón.

Cúbrase la boca y la nariz con la mascarilla y asegúrese de que no haya espacios entre su cara y la máscara.

Evite tocar la mascarilla mientras la usa; si lo hace, lávese las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón.

Cámbiese de mascarilla tan pronto como esté húmeda y no reutilice las mascarillas de un solo uso.

Para quitarse la mascarilla: quítesela por detrás (no toque la parte delantera de la mascarilla); deséchela inmediatamente en un recipiente cerrado; y lávese las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón.