Durante el fin de semana tuvieron que extender la toma de agua del acueducto de Rincón para evitar mayores problemas. Se necesitan lluvias aguas arriba para que suba el río.

Sobre llovido mojado. A todos los problemas que está generando en la vida cotidiana de los santafesinos la pandemia mundial de Coronavirus se suma la histórica bajante del río Paraná que se encuentra en 1,30 metros.

Desde ASSA, contaron por LT10 que el fin de semana tuvieron que extender la toma de agua del acueducto de Rincón para evitar mayores problemas en el suministro.

“Necesitamos que llueva aguas arriba para que el río tenga una altura que nos permita trabajar con normalidad. Ustedes piensen que Itaipú está trabajando con 3,30 metros por debajo de normal y Yaciretá trabaja con un 30% menos de agua de lo habitual”, señaló Hugo Morzán de ASSA.

Finalmente, el directivo de ASSA elogió el trabajo de los operarios de la empresa en la toma de Rincón que estuvieron hasta altas horas de la noche del fin de semana para evitar problemas mayores.