El Ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, reiteró hoy que “no es momento de volver físicamente a la escuela pero sí de seguir educando a la distancia” y reafirmó que la prioridad sigue siendo el cuidado de la salud en el marco de la pandemia Covid-19.

De esta forma, volvió a dar por sentado el hecho de que, una vez finalizada esta etapa de aislamiento social, preventivo y obligatorio fijado por el Gobierno hasta el próximo domingo inclusive, no se dispondrá el regreso a las aulas.

“No es momento de volver físicamente a la escuela”, indicó el ministro, quien insistió en la importancia de darle continuidad al proceso educativo, en este contexto, a través de la modalidad a distancia.

“Asumimos el compromiso de desplegar distintas iniciativas desde el Gobierno Nacional en coordinación con las jurisdicciones educativas y con el trabajo que están llevando adelante cada una de la escuelas que se relacionan con el programa Seguimos educando”, explicó el ministro.

En diálogo con la señal de cable TN, contó que se desarrollan 14 horas de producción de televisión por día con 7 programas para los distintos momentos de la trayectoria educativa y escolar, 7 horas de programación de radio para “abarcar toda la ruralidad argentina” y se repartieron más de 7 millones de cuadernos con el fin de llegar a todos los hogares.

Además, puso el acento en “actividades diarias para fortalecer el vínculo del maestro o la maestra con cada hogar, con cada familia, con cada estudiante y asumir el desafío de seguir aprendiendo a la distancia”.

El funcionario indicó que es necesario “garantizar todos los aprendizajes”, por lo que “probablemente tenga que dialogar el ciclo lectivo 2020 con el 2021”.

“Llegado el momento, si tenemos que tomar una decisión y hay que modificar el calendario escolar vamos a debatirlo con las provincias, con las organizaciones sindicales pero también con la familia”, aseveró el ministro.

En tanto, manifestó que cada decisión que se adopte va a “tomar en consideración el bienestar de todos y todas” pero insistió en la necesidad de garantizar el conocimiento, con lo cual -dijo- “probablemente tengamos que modificar algunas cuestiones”.

En la misma línea, consideró que, terminada la pandemia de coronavirus, “todos vamos a necesitar un respiro” y que “tiene que haber vacaciones” aunque no es momento de tomar esa decisión.

Respecto a situación en las escuelas privadas, Trotta expresó que “tiene que haber la posibilidad de diferir sin intereses los pagos hasta el momento que las familias puedan recuperarse económicamente y de que aquellos aspectos extra escolares que están dentro de la cuota sean eliminados”.

“Es un tiempo de solidaridad”, enfatizó Trotta, quien remarcó que no puede haber ninguna decisión que implique un abuso: “Hay que entender la situación que están transitando muchas familias que, a partir de la cuarentena, no están pudiendo garantizar el ingreso para pagar la cuota”.