La cantidad de personas detenidas, demoradas o notificadas por incumplir el aislamiento en Tucumán es superior a la cantidad de internos alojados en los distintos centros de detención de la provincia por delitos comunes, según informaron fuentes judiciales y policiales.

Según las cifras oficiales, las fuerzas de seguridad detuvieron desde que fue decretada la cuarentena el 20 de marzo último a casi 2.800 personas, mientras que un fiscal federal confirmó que lleva adelante unas 50 causas por la violación al artículo que prohíbe la propagación de una pandemia, entre ellas, la denuncia realizada contra el legislador por Tucumán, Ricardo Bussi, cuyo contagio de coronavirus se confirmó horas después de participar de una sesión.

Según las fuentes, el nivel de incumplimiento de la norma decretada es tan alto que ya hay un 20 por ciento más de aprehendidos por esta causa que la cantidad de la población carcelaria de la provincia, donde hay 2.200 internos cumpliendo arresto por delitos comunes.

Estas cifras reflejan “la falta de apego de los tucumanos por cumplir las normas y la indiferencia total hacia la vida de uno y de la de los demás”, comentó el fiscal Carlos Picón, que conduce junto con su par Mariana Rivadeneira una fiscalía especializada en el tema.

El domingo, con más de 263 aprehensiones, se batió el récord de detenidos, demorados o notificados diarios desde que se implementó el operativo “Nadie en la calle”.

Además, durante el operativo que se realiza diariamente en diferentes puntos de la provincia, las fuerzas de seguridad ya secuestraron casi 1.000 vehículos, entre autos y motos.

La situación se repite en la Justicia Federal y el fiscal Pablo Camuña le confirmó a Télam que ya se abrieron más de 50 causas por no cumplir con el aislamiento obligatorio, entre ellas la que investiga lo que sucedió con Bussi.

Conocido el caso del legislador, la Legislatura provincia dejó de funcionar porque se dispuso cuarentena obligatoria para los legisladores y el personal que cumplió tareas durante la sesión.

“Tengo en mi poder tres denuncias en contra de la actitud de Bussi”, confirmó Camuña, quien explicó que por el momento esa causa “están en proceso de investigación” y resulta prematuro determinar si recibirá algún castigo por su accionar.

Según Camuña, en la Justicia Federal existen más de 50 causas abiertas por violar el aislamiento obligatorio, entre ellos tres ciudadanos chinos que habrían llegado el fin de semana a Concepción para reunirse con familiares que tienen un supermercado en esa ciudad.

El aislamiento obligatorio se extenderá hasta el próximo domingo, pero como se prevé que el levantamiento será gradual, desde el Ministerio Fiscal analizan como seguirá el operativo a partir del lunes, tomando como referencia las disposiciones del gobierno.