Para hacerle frente a la presión económica que supone el aislamiento preventivo y obligatorio en la industria de las artes visuales, en especial del terreno de lo emergente, la galería Tienda Quórum, en conjunto con un grupo de productoras, lanzó el proyecto “Viralizá arte”, una plataforma de apoyo para artistas locales que ofrece obras a precios accesibles con el objetivo de aportar un alivio financiero y difundir el trabajo de jóvenes artistas.

Con la cuarentena se cancelaron las ferias de arte y las galerías tuvieron que cerrar sus puertas, de modo que los circuitos artísticos que implican la interacción cara a cara y los canales de difusión más recurrentes quedaron entre paréntesis: como respuesta creativa surgió este proyecto que, por un lado, convoca a artistas a enviar su producción para formar parte del programa de patrocinio, y por el otro, habilita una plataforma para la compra y venta de obras.

“La propuesta se sostiene en dos ejes: dar apoyo económico a los artistas que lo necesiten porque la totalidad de la ganancia es para ellos y aprovechar esta situación excepcional para poner en circulación y visibilizar a un montón de personas que están buscando lugar en el mundo del arte, creando un puente directo entre artistas y posibles compradores”, señala a Télam Santiago Carrera, de Tienda Quórum, artífice de la iniciativa junto a las productoras Catalina Greloni, Tamara Selvood y Victoria Tolomei.

En un sector que ya viene afectado por la crisis, “el aislamiento frena y dificulta los circuitos habituales de intercambio y divulgación. Talleres cerrados, muestras y residencias suspendidas, becas postergadas. Los alcances del aislamiento aún no los podemos vislumbrar pero sí sabemos que la presión económica afecta a toda la comunidad del arte, sin embargo son los artistas emergentes los que, muchas veces tienen menos herramientas para paliar la crisis y el aislamiento”, argumenta Carrera, también artista y docente.

Es por eso que “Viralizá arte” convocó a artistas -todavía hay tiempo hasta el 10 de abril y se seleccionarán 500 en total- a presentar cinco obras físicas (pinturas, ilustraciones, collage, serigrafía, grabado, fotografía y escultura), las cuales se están vendiendo a un precio fijo de 3.000 pesos. Las obras serán entregadas a sus compradores una vez finalizada o flexibilizada la cuarentena.

El precio de la obra, una cifra relativamente “accesible” si se la compara con las que maneja el mercado de arte tradicional, es para que “el beneficio sea lo más rápido posible y que abarque a la mayor cantidad de artistas participantes”, indica Carrera, que si bien entiende “en este contexto de total incertidumbre la inversión en obras de arte no es prioritaria para mucha gente, también confiamos en que será una oportunidad de adquirir piezas que en otro momento, por el precio, sería más difícil”.

Además, el proyecto exige que aquellos artistas que vendan cuatro obras, a modo de retroalimentación del programa y para generar un espacio colaborativo, utilicen los ingresos de la quinta obra vendida para comprar otra incluida dentro de la plataforma.

El responsable de Tienda Quórum piensa que ” es indudable” que “esta situación de total excepcionalidad, sin precedentes, cambiará las reglas del juego en el arte como en muchos aspectos de la vida. Lo que aún no sabemos es el alcance de estos cambios. Muchos se verán sobre la marcha, haciendo camino al andar. Sin dudas que tardará en reactivarse el circuito”.

Sin embargo, también puede ser la posibilidad “siendo optimistas” de que surjan “acciones más colectivas, comunitarias, fusiones entre varios para reponerse a esta crisis. Creemos fundamental cuidarnos, ayudarnos y apoyarnos entre todos.Lo que atravesamos es desconcertante y terrible, pero también, por qué no decirlo, puede ser una oportunidad de crear y este es nuestro granito de arena”, dice Carrera.

Para conocer “Viralizá arte” se puede ingresar a la web www.tiendaquorum.com y seguir las redes de Instagram @viraliza.arte y @tiendaquorum. Además de la exhibición y venta de obras, si se siguen las cuenta se pueden ver las historias de artistas, paseos visuales por sus talleres y workshops de sus métodos proyectuales.