Los trabajadores nucleados en UTA seguirán brindando el servicio a pesar de no haber cobrado la totalidad de los salarios. “Entendemos que hay explicaciones y una situación de excepción”, dijo el vocero de la UTA.

Los conductores de micros del transporte urbano de pasajeros de la ciudad de Santa Fe garantizaron el funcionamiento del sistema a pesar de confirmar que sólo recibieron en sus cuentas sueldo la mitad del dinero correspondiente.

Sebastián Alen, vocero de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), señaló,  que a pesar de haber transcurrido el tiempo legal para el pago de salarios, sólo se depositó una parte.

“Nos dijeron que cuando lleguen los subsidios nacionales nos van a completar el salario” amplió Alen, quien de todas maneras expresó que hay comprensión de la situación excepcional que se vive por la pandemia, por lo que no realizarán medidas de fuerza por ahora.

El pasado lunes 30 de marzo, Lucas Fernández, gerente local de la empresa de transporte Autobuses Santa Fe, que posee a su cargo varios recorridos de líneas del transporte urbano de la ciudad capital provincial, dijo que la actual situación era de virtual desastre económico.

“Si bien tenemos recorridos acordes a lo que está ocurriendo, sólo estamos transportando al 8% de los pasajeros habituales. Entendemos que nuestro problemas es uno más que se da a nivel nacional”, comentó Fernández, al referirse a la estrepitosa caída de viajeros del sistema local en virtud del aislamiento obligatorio impuesto por el gobierno nacional.