El presidente del directorio afirmó que aviones oficiales arriban a Fisherton pero también hubo “cuatro o cinco vuelos en los últimos días” con “entre 15 y 18 personas” que llegaron del exterior.

A pesar de que los vuelos comerciales fueron cancelados, el aeropuerto internacional “Islas Malvinas” de Rosario está operativo para atender vuelos oficiales, de emergencia y también ante algunos privados que concretan la repatriación de argentinos en medio de la pandemia por el coronavirus.

El presidente del directorio, Eduardo Romagnoli, aseguró que el aeropuerto mantiene su actividad con “aviones oficiales que trasladan a funcionarios de gobierno, integrantes de las Fuerzas Armadas, de la Fuerza Aérea”, también “vuelos sanitarios con traslado de órganos y existen los vuelos de emergencia”.

En ese sentido, si bien aclaró que no hay conexiones regulares o comerciales sí hubo aterrizajes de “vuelos privados por repatriación”. En esos casos, se sigue el protocolo de actuación en medio de la pandemia con Migración, Aduana y el área de emergencia y traslado. “Estamos abiertos y atentos con todo lo que esto supone”, aclaró Romagnoli.

El titular del aeropuerto dijo que hubo “no menos de cuatro o cinco vuelos privados en los últimos días” que arriban con “autorización de Cancillería y Anac (Administradora Nacional de Aviación Civil) para que en Rosario podamos recibirlo”.

Se trata de charters financiados de forma particular, en algunos casos por personas que son población de riesgo y deben volver al país. Romagnoli aseguró que llegaron a la ciudad de esa manera “entre 15 y 18 personas” desde Chile y Río de Janeiro, Brasil (con dos vuelos desde ese destino).

“Se cumplen los protocolos más estrictos”, dijo el responsable del aeropuerto sobre los controles sobre pasajeros y tripulación en esos casos especiales para evitar la propagación del coronavirus.

“Se les toma la temperatura, se pide una entrega de declaración jurada, que conste a dónde se van a alojar, su destino final y un número de teléfonos para hacer el seguimiento de la cuarentena obligatoria”, aclaró.