El embajador Verón Guerra y su familia, los dos cónsules, la agregada cultural, la jefa de personal y dos empleados están afectados por el Covid-19.

El coronavirus atacó a gran parte del personal de la embajada argentina en Francia, debido a que desde el embajador, su mujer y sus hijas hasta el ministro, el cónsul, el vicecónsul, la agregada cultural, la jefa de personal y un par de empleados están infectados. Se trata de personal que coordinó personalmente la evacuación de 300 argentinos varados -algunos de ellos estaban enfermos- y llevados por Air France en Paris.

“Llamé a mi médico personal, que llegó a la residencia protegido con barbijo. Fue muy duro, lo peor que pasé en mucho tiempo. Un proceso que duró casi 14 días, y perdí siete kilos”, manifestó el embajador Verón Guerra en diálogo con Clarín.

“Sentí que tenía como un gancho en la nuca que me colgaban durante días, un horrendo dolor de cuerpo. Muy pero muy duro, muy doloroso. Y estuve diez días seguidos con fiebre“, detalló el embajador.

Su mujer Eugenia también fue afectada con síntomas más leves, mientras que su hija Corina perdió el olfato.

El cónsul Pablo Etcheverry fue el primer en contraer la enfermedad, ya que tuvo el primer contacto con contagiados argentinos. En ese momento, el contacto con los diplomáticos fue directo, es decir, sin distanciamiento social.

Luego, vino el efecto dominó: se contagió el otro cónsul, el ministro Pablo Piñeiro Aramburu, la atachee cultural y algunos empleados de la embajada, y finalmente el embajador y su familia.

En la actualidad, la embajada argentina se encuentra cerrada, aunque hay una guardia que atiende remotamente los casos urgentes. Cabe recordar que todavía quedan varados 130 argentinos en Paris esperando ser repatriados.